¡Nos vemos en Agüimes!


Agüimes es un municipio del sur-este de Gran Canaria creado en 1491 como villa bajo señorío episcopal, por orden de los Reyes Católicos.


El otro día me enviaron por correo electrónico un par de artículos de su Alcalde. Lleva al frente de la Corporación la friolera de 24 años.

Uno se titulaba "Envenenado". Ahí está


http://www.canariasaldia.com/noticia.php?noticia_id=272817

El otro: "Democracia de baja calidad"


http://www.canariasaldia.com/noticia.php?noticia_id=277199

He leído los artículos y discrepo en casi todo. En este último, básicamente, se deduce que los motivos y las causas de la baja calidad de nuestra democracia se localizan para este señor, por un lado, en la concreta decisión de aquellos ciudadanos que, ejerciendo su derecho legítimo a votar han querido entregar su confianza a opciones de derechas y no de izquierdas y por otro, sobre aquellos que, simplemente, no han ido a votar. Dice en "Envenenado" a este respecto que "es también terrible que un 38% de los canarios haya decidido pasar de todo, no implicarse y que los grancanarios hayan respaldado mayoritariamente a un PP que en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria propició ciento y un casos de prácticas urbanísticas cuanto menos dudosas." A mi lo que me produce verdadero pavor es que la decisión soberana y mayoritaria de los ciudadanos de esta ciudad respecto de la composición de nuestro Ayuntamiento le resulte terrible al Alcalde de la Villa de Agüimes, ¿Y qué es lo que le aterra? Pues el hecho de creer firmemente que con nuestro voto implícitamente aceptamos la corrupción del PP. Me resulta insultante como vecino de esta ciudad.

Volviendo al segundo de los artículos, la verdad, sorprende mucho que no exista un reproche, al menos uno, exactamente igual respecto de aquellos ciudadanos que han brindado su apoyo a opciones de izquierda,
cuando, partiendo de la misma premisa, los protagonistas de, por ejemplo, el escándalo de los EREs fraudulentos son de opciones políticas de izquierda. Dieciséis mil millones de pesetas en el “fondo de reptiles” son muchos millones. Este hecho no parece causarle al Alcalde de Agüimes ni el espanto, ni la estupefacción, ni la repulsa que por supuesto le suscita la misma conducta si el ciudadano dirige el sentido de su voto hacia la derecha. Que un partido de izquierda haya dado al dinero destinado a la cobertura económica de trabajadores afectado por despidos, el uso fraudulento que le ha dado, no resulta motivo suficiente para sentarse delante del ordenador y encarar la redacción de un artículo mostrando su enérgico repudio por estos hechos. Sin embargo, si los ciudadanos, libre y democráticamente, eligen mayoritariamente opciones de derechas hay que rebelarse y poner por escrito lo malvados que son todos esos ciudadanos.

En fin, es una forma de entender la democracia muy curiosa y particular la del señor Alcalde de la Ilustre Villa de Agüimes. Si votas lo que yo, está todo bien. Si votas otra cosa, estás por "las opciones de derechas defensoras de las posiciones neoliberales que nos han conducido a esta durísima crisis y a sus terribles consecuencias: paro, exclusión social, pérdida de derechos y libertades".

Es decir, en lugar de aceptar el golpe democrático de timón que ha demandado la mayoría de la población libremente en las últimas elecciones, se acusa injusta y gratuitamente a millones de españoles y lo que es peor, se les marca con el estigma. Ellos, los que votan a la derecha son los culpables de todos los males que nos rodean. ¿Recuerdan a Lupi y el cordón sanitario?

Dice en el segundo de los artículos refiriéndose al primero, "Me llovieron críticas de todos lados. Tiraron a darme sin hacer ninguna reflexión: que si no respetaba el voto de la ciudadanía, que los llamaba idiotas, que menospreciaba al votante que no sintonizaba con las opciones que defiendo desde una posición de altanería… En fin, pura estulticia revanchista y profundamente superficial que no me afecta en lo más mínimo. La verdad es que no retiro ni una coma de lo dicho porque la realidad de la democracia en España es escalofriante." (la negrita no es mía).

Triste, ni siquiera hay reflexión a la vista de la lluvia que dice que le cayó encima.

No me extraña que le hayan dado por todos lados.




Yo no asistiré


Me ha llegado un correo electrónico con un llamamiento de los Indignados del 15-M para salir el próximo día 19 de junio a la calle a protestar por una serie de motivos que ellos adjuntan en una relación. Por un lado hay una serie de propuestas con las que cualquiera estaría de acuerdo y dispuesto a apoyar sin duda. Junto a ellas aparecen otras que resultan verdaderamente llamativas cuando no alarmantes y, por último, hay varias que no me merecen crítica alguna por demagógicas, así que paso a comentar aquellas cuestiones planteadas de las que discrepo.


Dicen los indignados que…….


Estos son los motivos por los que debemos salir a la calle el 19 de Junio:


Exigimos una ley electoral justa:


Cerca de 2.000.000 de votantes han perdido su derecho a estar representados políticamente en las pasadas elecciones del 22M a pesar de haber acudido a las urnas. Votar a un partido pequeño les ha dejado "sin democracia", ya que los partidos mayoritarios se han adueñado de sus votos y los escaños correspondientes. La actual ley deja sin voz ni voto a millones de ciudadanos.


Me parece un argumento falaz. ¿Quiénes son esos 2 millones de votantes que han perdido su derecho a estar representados políticamente a pesar de haber acudido a las urnas? Fueron a votar en libertad y eligieron al partido que mejor les pareció y como vivimos en democracia, lo que ocurrió fue que esos partidos no obtuvieron el suficiente y necesario respaldo ciudadano a sus propuestas para conseguir representación. ¡Cómo que han sido privados de sus derechos! ¡Es rotundamente falso!. Han tenido, como cualquiera, voz y voto; ellos mismos reconocen que han ido a votar y efectivamente lo han hecho.


Que los partidos mayoritarios se hayan adueñado de los votos y de los escaños que corresponderían a los ciudadanos que votasen a partidos pequeños, me parece también otro argumento torticero. Ha sucedido exactamente lo contrario, esto es, hemos sido los ciudadanos los que, mayoritariamente, hemos elegido a unos partidos y no a otros, para que nos representen y ocupen los escaños correspondientes. España quiere Psoe y PP por mayoría abrumadora de sus ciudadanos y esto, guste o no, es un hecho objetivo y empírico. La reforma electoral lo que debe perseguir, en mi opinión, es impedir que un partido que obtenga representación exclusivamente en su CCAA pueda acceder al Parlamento Nacional. Es decir, asiento en las Cortes Generales sólo para aquellos partidos políticos que obtengan representación en todo el Estado. ¿Qué reforma electoral está proponiendo esta gente entonces? Tal vez se refieran a la que sugería Cayo Lara ayer cuando lo entrevistaban por la radio? Decía: "hay que reformar la ley electoral porque si no lo hacemos el PP puede ganar por mayoría absoluta". ¿No será que esta reforma lo que propone es garantizar siempre y en todo comicio una mayoría de izquierdas? Este punto huele muy mal.


Mi voto no es carta blanca para 4 años:


Señores políticos, no pueden hacer lo que les dé la gana durante cuatro años por haber ganado las elecciones, exigimos consultas al pueblo, referéndums obligatorios y vinculantes para todas aquellas cuestiones importantes, como por ejemplo, antes de meternos en un conflicto armado, antes de aprobar una ley orgánica o una directiva europea. ¡¡Queremos una democracia participativa!!


Por supuesto que mi voto no es una carta blanca. Como no me convenza la forma con la que se han conducido aquellos a los que entregué mi confianza, no se las vuelvo a dar más. Ahora bien, las exigencias que formulan los Indignados, son todas de carácter político y vuelvo a preguntarme por qué no canalizan todas estas demandas a través de los mecanismos que la Ley pone a disposición de todos y cada uno de nosotros para ello. Están a tiempo de presentarse a las próximas generales. ¿Qué les impide fundar un partido político para intentar conquistar la confianza de la ciudadanía con sus planteamientos? ¿Tal vez la certeza de que pasarían a engrosar esa lista de “partidos pequeños” cuyas propuestas seducen sólo a un pequeño número de ciudadanos y por ello, obtienen una pequeña cantidad de sufragios, insuficientes para acceder a la representación parlamentaria? Si fuese así, ¿qué se pretende con estas exigencias? ¿Imponérnoslas porque sí? Me pregunto cómo se articularía la aprobación de, por ejemplo, la Ley Orgánica 9/2010, de 22 de diciembre por la que se autoriza la ratificación por España del Protocolo sobre las disposiciones transitorias, anejo al Tratado al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y al Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, firmado en Bruselas el 23 de junio de 2010, ¿por medio de asamblea popular y votación a mano alzada?


No al rescate de los bancos con dinero público:


Los bancos son los verdaderos culpables de la crisis y ahora estamos pagando sus errores con nuestro dinero. Un referéndum popular decidió en Islandia denegar el rescate financiero de los bancos y ahora muchos banqueros han sido juzgados y encarcelados como verdaderos culpables de la crisis.


Sí, pero como vivimos en un mundo capitalista, que es menos malo que el socialista, es el dinero la base de todo el sistema y los banqueros son los que más tienen. Por ejemplo, si el Gobierno prohíbe a los bancos el cobro de comisiones por mantenimiento -lo cual me parece abusivo- y yo soy Emilio Botín, lo primero que hago es requerir al servicio de asuntos económicos del banco para que me informe de cuántas oficinas hay que cerrar y cuántos empleados hay que despedir, para equilibrar las pérdidas que la prohibición del Gobierno acarrea.


De cualquier forma, lo ocurrido en Islandia, un país con 390 mil habitantes, en modo alguno puede extrapolarse a otro con una población de 47 millones. Por otro lado, los islandeses celebraron un referendum y acordaron no pagar las deudas que sus representantes políticos, –elegidos por ellos-, legítima y legalmente habían asumido en el nombre de su país, lo cual me parece completamente reprobable. Pacta sunt servanda


Que arrimen el hombro las grandes fortunas:


Las grandes fortunas llevan años aprovechándose del sistema y exprimiendo a los trabajadores. Controlan y manipulan para seguir llenándose los bolsillos. Su poder no es éxito, es una enfermedad. Con tan solo aplicarles el 5% del recorte que se aplicó a los funcionarios se solucionaría el problema del déficit del estado español, ¡que paguen!


¡Suena a que hay que arrebatarles parte de sus bienes por la fuerza! o algo peor porque si su poder no es éxito, sino enfermedad, a lo mejor consideran que para curarlos hay que extirpar algo. Vamos a ver, las grandes fortunas pagarán lo que les corresponda de acuerdo con la ley. Otra cosa es que como tienen mucho dinero paguen a los mejores para que les indiquen la mejor forma de conservar y aumentar sus patrimonios. Yo y cualquiera haría lo mismo. Quiero decir, si me tocan los 90 kilos que esta semana se juegan en los Euromillones, contrataré los servicios del despacho fiscal más potente de Europa o USA para que investigue cuáles son los mejores mecanismos para incrementar mi patrimonio y/o conseguir pagar la menor cantidad de impuestos posible. Como si me tengo que ir a vivir a las islas Caimán. Mejoremos los mecanismos de detección del fraude, endurezcamos las penas y sanciones a los que defrauden. Da igual que sean ricos o pobres. El que defraude y lo cojan, que se apliquen sanciones severas.


Ni un solo parado más, ¡propuestas ya!


Queremos propuestas reales para terminar con el paro. Necesitamos un cambio urgente en el modelo productivo. Apostar y apoyar de una vez por todas por la investigación y desarrollo, la tecnología y las energías sostenibles. No podemos permitir más despidos de empresas con altos beneficios, ya somos más de 5.000.000 de parados, ¡ni uno más!


Leyendo el encabezamiento de este punto, parece se hacía oportuno ofrecer alguna "propuesta real para terminar con el paro", pero a lo mejor es que están reservándolas para el próximo día 19. Respecto de los despidos generados por empresas con altos beneficios, no afectan mientras sean esas empresas las que corran con los gastos y no el conjunto de los españoles. Quiero decir que si Telefónica, con altos beneficios, quiere despedir a parte de su plantilla porque así lo considera, y paga los gastos derivados de esa medida, creo que no hay más que hablar.


Queremos un sistema limpio y sostenible:


¿Hasta cuándo crees que puede soportar el planeta los abusos de un crecimiento indefinido? Nos va a explotar en la cara. Millones de toneladas de residuos cada día, consumo energético desorbitado, adicción al petróleo, agricultura y ganadería devastadoras, contaminación descontrolada, consumo y solo consumo. ¡Basta ya! ¡Hay formas limpias de hacer las cosas!


Bueno yo también quiero un sistema limpio y sostenible, siempre que lo que me cueste ese sistema no sea más caro que lo que me cuesta el que tenemos actualmente, pero ocurre que las fuentes alternativas de energía tienen un coste muy elevado y todavía hoy está muy lejos de poder cubrir la demanda de energía que requiere una gran ciudad de forma rentable.


De todas formas, qué le voy a hacer, a mi me gustaría tener dinero para consumir y consumir, por ejemplo, una moto BMW K1200R, un amplificador Mesa Boggie Mark V y una guitarra Parker y un sintetizador; un chequeo médico completo en el Cedars-Sinai Medical Center en Los Ángeles, que es dónde ha dado a luz nuestra internacional Pe y dónde la tarifa diaria asciende hasta los 2.400 euros; también me gustaría un chalé con piscina en Tafira Baja; un jamón de pata negra cada 15 días y una casa en la provincia canadiense de Manitoba, capital Winnipeg en la que pasar el verano entero y es que…….el consumo es algo que me encanta. En realidad, debe ser de las pocas cosas con las que coincido con Zapatero. Él ya lo dijo un día: ¡hay que consumir!


Lástima lo del dinero.....¡a ver si suena la flauta con los 90 kilos del Euromillón!