Mañana en directo: Pedro Sánchez vs España


Alfonso Guerra recomendó ayer a Pedro Sánchez que "tenga en cuenta, sobre todo, los intereses del país antes que los intereses del partido y también, si puede, los intereses del partido". 

Felipe González afirmó esta semana que Podemos  "quiere liquidar, no reformar, el marco democrático de convivencia y, de paso, a los socialistas". Y que "Actúa desde posiciones parecidas a las de sus aliados en Venezuela, pero lo ocultan de manera oportunista. Son puro leninismo.”

José Luis Corcuera ha dicho anoche que “Me parecería un terrible error, no beneficiaría a España ni al PSOE, de ninguna de las maneras”.

Nicolás Redondo Terreros hoy en el diario “El Mundo” se pregunta, “Pero, ¿es acomodable la idea de Europa que tienen ellos y la que tiene la socialdemocracia española? ¿No es cierto que nuestra visión de lo público y lo privado es diferente? ¿Estamos de acuerdo en materia laboral, educativa o internacional con un partido como Podemos? Las diferencias no son de grado, son sustanciales y giran alrededor de la base de la igualdad, santo y seña del ideario socialista. Mientras nosotros defendemos la libertad individual como motor de la igualdad, ellos defienden la igualdad a expensas de la libertad.”

A pesar de la insolente y malcriada efebocracia política que sufrimos hoy día, instalada ya como forma habitual de debate político y de la que Pedro Sánchez es partícipe, el Secretario General del PSOE debe entender que los Ere de Andalucía, la Gurtel, la Púnica, las tarjetas Black, Acuamed……son nimiedades irrelevantes comparadas con las terribles consecuencias que deberíamos afrontar tras un pacto con Podemos. 

Y Pedro Sánchez debe asumir que si se presta a poner nuestro país en manos del comunismo, en manos de aquellos que quieren desintegrarlo, deberá responder ante la Historia de España de semejante traición y jamás podrá alegar en su defensa que no le advirtieron de los infinitos riesgos que su temerario empecinamiento iba a causar a los españoles.



Noticias de este mes

Dice el diario económico "Cinco Días" que "El Tesoro Público español ha colocado hoy más de 2.500 millones de euros en letras a tres y nueves meses, y de nuevo, a intereses negativos, con lo que ha vuelto a cobrar a los inversores por comprar su deuda, aunque en este caso, aún más que en subastas previas."

El rotativo "El Mundo", en artículo del pasado 19 de enero, señala que "El Fondo Monetario Internacional mejora las previsiones macroeconómicas para España para los próximos dos años. En su informe de Perspectivas Económicas Globales de invierno, el FMI eleva una décima su estimación anterior del Producto Interior Bruto (PIB) del año pasado y lo sitúa en el 3,2%. Para este año, el impulso es de dos décimas, hasta el 2,7%. Y para el próximo, el avance también mejora una décima, hasta el 2,3%"


 El diario digital "20 Minutos.es" informa el 5 de enero que "El año 2015 ha cerrado con 4.039.508 parados registrados, 354.203 menos que en 2014, lo que supone el mayor descenso anual de toda la serie histórica que comenzó en 1996, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social" y que "La afiliación media a la Seguridad Social ha aumentado en 2015 en 533.186 personas, es decir, un incremento del 3,18%, que constituye la cifra más alta en un año completo desde 2006 y que sitúa en 17.308.400 el número de cotizantes." http://www.20minutos.es/noticia/2642522/0/paro-registrado/diciembre/2015/  

Señalaba ayer el periódico "ABC" que "La economía española avanzó el 0,8% en el último trimestre en relación con el anterior y cerró el año 2015 con un crecimiento del 3,2%, de acuerdo con el dato adelantado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE)."
http://www.abc.es/economia/abci-crecio-32-por-ciento-2015-mayor-avance-desde-2007-201601290907_noticia.html

Y  que "La Encuesta de Población Activa (EPA) de cierre de 2015 ha cosechado unos resultados históricos. El paro bajó en 678.200 personas en los últimos doce meses y registró así la mayor caída de la serie. En concreto, la tasa de desempleo descendió al 20,90% (tres puntos menos que hace un año), hasta un total de 4.779.500 parados, una cifra que no se registraba desde finales de 2010."
http://www.abc.es/economia/abci-paro-baja-678200-personas-ultimos-12-meses-y-registra-mayor-caida-historica-201601280905_noticia.html


Esto no son opiniones. Son datos objetivos incuestionables que acreditan unos resultados excelentes para nuestro país y que, -es palmario-, auguran un futuro a corto plazo más halagüeño que el que presumiblemente van a tener que afrontar otras economías de nuestro entorno.

Hemos pasado de tener la prima de riesgo a 600 puntos a que nos paguen por prestarnos dinero.

Según la institución que dirige Christine Lagarde, este año 2016 se prevé creceremos al 2'7%. Según las mismas fuentes, Alemania lo hará al 1'7% y Francia e Italia al 1'3%.

En una legislatura se ha obtenido el mayor descenso anual de parados registrados desde 1996. ¡¡Dos décadas!!

No sé qué más hace falta para reconocer que el éxito de la gestión de Mariano Rajoy resulta in-con-tes-ta-ble. 

España sigue con vida porque este señor ha arreglado nuestras finanzas y realizado las reformas que había que hacer. Y claro que han sido dolorosas y por supuesto que ha habido mucha gente que lo ha pasado mal y otras que aún lo siguen padeciendo, pero los resultados de ese sacrificio están a la vista de cualquiera. Cada vez son menos.

Ha logrado ir enderezando nuestra economía tras aplicarse con rigidez espartana a ello. ¿Haciendo abstracción de casi todo lo demás? se preguntará alguien. ¡Pues sí, si lo estimó oportuno o lo consideró necesario! Tenía mi confianza y el objetivo era, "über alles", evitar a toda costa que el país acabase en banca rota y se rompiese en pedazos como consecuencia de ello. No economía=la muerte. Prueba superada.

Sólo por lo conseguido hasta ahora merece, en mi opinión, ser condecorado.

Sin embargo, a pesar que llevamos el viento en popa, todo lo logrado y lo que nos falta por hacer para terminar de estabilizarnos, está en gravísimo riesgo de irse al traste. 

Que aquellos que abiertamente se posicionan en contra de nuestra pertenencia a la Unión Europea y a la OTAN, que cuestionan la unidad de España, que rechazan el sistema capitalista y la economía de libre mercado, que consideran la Constitución como un "papelucho" y la Monarquía Parlamentaria "una imposición", -a pesar de que tanto una como otra fueron aprobadas por voluntad libre de los españoles-, que no creen en el Estado de Derecho, que piensan que la prensa debe estar controlada por el Estado, puedan llegar al Gobierno de nuestro país, es una perspectiva extremadamente siniestra y aterradora. Significaría el comienzo del fin. Como cuando llegó Hugo Chávez al Gobierno de Venezuela hace 17 años. 

En fin, que si terminamos en nuevas elecciones, tal vez, todos aquellos votantes del PP que votaron Ciudadanos al sentirse defraudados por Rajoy y que parece suponen más del 50% del voto obtenido por el partido de Rivera, a la vista de lo que se nos puede caer encima y teniendo en mente los magníficos resultados obtenidos de la gestión del Partido Popular en estos cuatro años, deberían reconsiderar el sentido de su voto, soslayando incluso todo aquello que reprochan a Mariano Rajoy, porque, por un lado, el peligro que nos acecha es mortal y, por otro, la derecha española está obligada a constituir un bloque compacto y sólido capaz de hacer frente con sus votos, a una izquierda que se considera la única ungida de una legitimidad democrática que niega a todo el que discrepe de ella.

Y Rivera, profundamente indignado con la corrupción del PP, pero en alegre comandita con la corrupción del PSOE, ha demostrado claramente que aún no es su hora.



El año 2015 ha cerrado con 4.039.508 parados registrados, 354.203 menos que en 2014, lo que supone el mayor descenso anual de toda la serie histórica que comenzó en 1996, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2642522/0/paro-registrado/diciembre/2015/#xtor=AD-15&xts=467263
El año 2015 ha cerrado con 4.039.508 parados registrados, 354.203 menos que en 2014, lo que supone el mayor descenso anual de toda la serie histórica que comenzó en 1996, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2642522/0/paro-registrado/diciembre/2015/#xtor=AD-15&xts=467263

Fuerteventura y el garaje

Me quedaban unos días de vacaciones pendientes del año pasado y tenía que disfrutarlos antes del próximo lunes si no quería perderlos.

Hoy me levanté a la misma hora de siempre. Me tomé un café con leche, preparé unas naranjadas para mis chicas que ya estaban medio listas para salir, fui a tirar la basura y ya de vuelta en casa, cogí la chaqueta de la moto, casco, guantes y tiré para Valsequillo. Me había propuesto ordenar el garaje.

Serían las siete menos algo de la mañana cuando paré en mi gasolinera habitual porque la moto estaba casi en reserva. Llené el tanque. Cogí por Diego Vega Sarmiento, dejé atrás los concesionarios de Toyota y Honda, subí hasta la casa Siemens y de allí enfilé a la circunvalación pasando por delante del Centro Comercial La Ballena.

Me iba acercando a la zona del Valle de Jinámar cuando me quedé impresionado con la cantidad de gente que se dirigía a la capital a trabajar. El volúmen de tráfico a aquella hora era  muy elevado.

Entré en Telde. En la rotonda de La Herradura aparecieron en mi espejo retrovisor las sirenas de dos motos de la Guardia Civil que se me aproximaban bastante rápido. Me aparté a un lado en la calzada para dejarles pasar. El tráfico era también intenso con dirección a Telde desde Valsequillo y San Mateo.  Entre que era de noche y que no creo que me haya cruzado nunca con tantos coches por allí, con el zigzagueo de la calzada por la zona de Montaña Las Palmas y Balcón de Telde y viendo que más de un conductor -lógicamente habituado-  venía "ligerito" para llegar al curro, muy pronto me vi obligado a seleccionar el modo de conducción "alerta total". Guaguas, camiones de reparto y de construcción se sumaban a los turismos.

Y llegué a La Barrera y tuve que parar la moto. Me subí a un muro y disparé estas dos fotos con el casco puesto.



Entraba en Valsequillo y, a un lado de la carretera, vi de nuevo las motos de los Guardias Civiles con la burra puesta. Había habido un tremendo accidente justo delante de la gasolinera del pueblo que obligó a utilizar la estación de servicio como desvío. La ambulancia ya se iba. Un turismo reventado y un camión atravesaban la vía.

Estaba a dos curvas de la ferretería de Las Vegas cuando tuve que volver a parar.

Fuerteventura se aparecía imponente en el horizonte. Disparé "de oído" porque ni me puse las gafas ni me quité el casco.





Serían las ocho y algo cuando empecé con el garaje

El termómetro callejero en La Barrera marcaba 14º C cuando tiré la primera foto. Y esto marcaba en casa diez minutos más tarde. A las 13:30 tenía liquidado el garaje y todo recogido y dispuesto para regresar. Al pasar de vuelta por La Barrera el termómetro marcaba 27º C

Esta joven volvió a demostrar su temperamento viniendo de vuelta. Entre 5.500 y 7.500 rpm es una delicia conducirla. Decidí subir a mi casa por la circunvalación. Dejé la potabilizadora a la derecha. Iba ya en sexta, carril de la izquierda, cuesta arriba (lo que mola), ligerito y veo más adelante luces rojas de freno y coches reduciendo velocidad...brmm (ruido recogida de marcha)... quinta,...brmm...cuarta, el Mini Cooper que venía bastante más atrás pero como un avión se me acercó casi a rueda y al poco veo que vuelve la normalidad al carril.........llevé la cuarta a 6 mil y pico, la quinta a 7 mil y cuando metí sexta, el Mini Cooper estaba tan lejos que puse el indicador y me fui hasta el carril más a la derecha. 


El reprise me encanta.......esos escasos segundos que bastan para sentir entre las piernas una explosión inmediata de potencia me resultan maravillosos. Por eso me vendría bien un cambio de montura y mucho más después de no haber estado nunca tan cerca de cambiar de moto desde que compre la Kawasaki en el 2005, como desde que hace dos semanas me subí en esta preciosa Yamaha Fazer FZ1 que se vendía de segunda mano en el concesionario de Triumph de mi ciudad. Fue una verdadera pena que el propietario me dijese que la moto no había tenido caídas cuando no era cierto. Si no hubiese sido por eso, creo que la habría comprado incluso con la caída si me lo hubiese advertido de antemano. A mi también se me ha caído la moto y aparte de indicador o un par de arañazos la moto en sí no ha resultado nunca afectada ni de lejos. Es una cuestión de honestidad. Más aún si te lo preguntan directamente y lo niegas de entrada, para reconocerlo 30 segundo más tarde cuando la mentira ha fallado dejándote con las témporas al aire. Ya digo, una lástima.






 



















José Luis Corcuera y "La Guerra de las Galaxias"


Me encanta ver películas de ciencia ficción en las que salen naves interestelares del tamaño de Gran Canaria que  atraviesan el universo a velocidad de la luz, entrando y saliendo del hiper-espacio, impulsadas por sus motores de curvatura.
Si yo tuviera que elegir entre el USS Enterprise del Comandante James T. Kirk y el señor Spock y el Halcón Milenario de Han Solo y Chewbacca, reconozco que sin dudar un segundo me quedaría con el primero, -daría un brazo por estar en el puente de la nave Enterprise- pero en algunas cadenas de televisión están emitiendo toda la saga de la “La Guerra de las Galaxias” y en esas estaba, enganchado viendo como Luke Skywalker, haciendo caso omiso a las sabias recomendaciones de Obi Wan Kenobi y del propio Maestro Yoda, se subía a su nave del tipo Ala-X para ir al rescate de un Han Solo y una Princesa Leia amenazados por Darth Vader, cuando un intermedio me obligó a cambiar de canal, topándome de bruces con José Luis Corcuera en 13TV, participando en el programa “El Cascabel” como invitado principal.
A los tres minutos y medio de estar escuchando al veterano socialista, tuve claro que no me iba a enterar de cómo se las arreglaría el joven Skywalker para sacar a sus amigos del atolladero. Ya no pude volver a cambiar de canal.
Un Corcuera contundente, directo, armado hasta los dientes de sentido común y sin medias tintas, realizaba una crítica feroz y afilada a su partido y al actual Secretario General que me atrapó por completo. Tocó todos los palos.
Afirmó que tras haber sido parte activa en un tercio de la historia del partido, abandonaría el PSOE si Sánchez gobernaba con Podemos alegando que “mi partido no puede pactar con los que quieren disolver España”; reprochó el fondo y las formas que rodearon el cese fulminante de Tomás Gómez; censuró la inclusión de la comandante Cantero y la de Irene Lozano en las listas de Madrid; rechazó la política de pactos seguida tras las municipales; analizó objetivamente el desastroso resultado electoral del 20-D y la “increíble” declaración de Sánchez al respecto diciendo que “Hemos hecho historia, hemos hecho presente y el futuro es nuestro” tras obtener los peores resultados desde 1978 y advirtió del peligro que para la unidad de España significaría un pacto con Podemos a nivel nacional.
Sin embargo, una de sus frases se me quedó grabada: “lo que no se puede pretender es dirigir este país dejando de antemano en la cuneta a los representantes del 40 o del 45 % de los españoles”. Lamentablemente esa parece ser  la intención del Secretario general del PSOE.  “No pactaremos ni con el PP, ni con Bildu” ha dicho Pedro Sánchez en mayo pasado.
Y entonces me pregunto qué gravísimas atrocidades pueden haber cometido los votantes del PP como para que sus representantes políticos libre y democráticamente elegidos, sean considerados por los políticos del PSOE tan despreciables y odiosos que resulte inadmisible sentarse con ellos a negociar, ni siquiera cuando se trata de la supervivencia de nuestro país. Es como si en mi casa decidimos comprar un apartamento en el Sur y cuando vamos a discutir el asunto le digo a mi mujer (el 45% de esta sociedad) “Contigo no tengo nada que hablar. Las condiciones de la compra las voy a pactar con nuestra hija porque entre ella y yo tenemos mayoría”. ¿Qué forma de entender la democracia es esta?
¿De verdad son tantos los votantes socialistas que piensan que se puede gobernar España en paz y concordia, excluyendo por anticipado al “40 o 45 % de los representantes de los españoles”, como señala Corcuera? ¿O se obtiene mayoría absoluta o no hay nada que hacer?
¿No se dan cuenta de que aunque PP y PSOE discrepen en multitud de aspectos, coinciden en lo básico, es decir, en la observancia estricta de la Ley, de la Constitución, del Estado Social y Democrático de Derecho, en el reconocimiento de la economía de libre mercado, en el respeto sacrosanto al derecho a la propiedad privada, en nuestra pertenencia a la UE y a la OTAN?
En septiembre de 2014, el líder del PSOE aseguraba que no pactaría con la fuerza de Pablo Iglesias porque "quiere convertir a España en Venezuela". Ahora resulta evidente que convertirnos en Venezuela es un precio aceptable para Sánchez con tal de gobernar.
Cualquiera entiende que Podemos no cree en la Constitución. Ni en la unidad de España. Ni en la economía capitalista. Ni en la Monarquía Parlamentaria. Ni en la UE. Ni en la OTAN. Ni en la propiedad privada. Y respecto del cumplimiento de la Ley, ya hemos escuchado a Ada Colau decir que cumplirá las leyes “que le parezcan justas”………¡exprópiese!…. 
¿En serio que es preferible pactar con marxistas leninistas y antisistemas que aspiran a destruir España para convertirla en Venezuela antes que hacerlo con el Partido Popular?
La perspectiva es aterradora.
Sin embargo hay que prepararse para lo peor porque ya Sánchez ha pactado con Podemos en ayuntamientos y lo que es peor, esa idea de gobernar España dejando fuera a la mitad de los españoles no es nueva en el PSOE. Tras las elecciones generales de 1933 en las que la derecha barrió a la izquierda, el socialista Juan Negrín se dirigió al presidente de la República solicitándole la cancelación del resultado de las elecciones, simplemente, porque las habían perdido. 
Copio un párrafo del libro del hispanista norteamericano Stanley G. Payne, titulado “El colapso de la República. Los orígenes de la Guerra Civil”, referido a aquella intención izquierdista de anular el resultado de las elecciones de 1933 
“Toda esta tétrica maniobra ponía de relieve lo que había llegado a ser la inamovible posición de la izquierda en la República: sólo aceptarían un gobierno permanente de la izquierda y cualquier elección o gobierno no dominado por ella no era “republicano”, ni “demócrata”.
Y da miedo porque ya sabemos cómo acabó aquella cerrazón



PD: Ojalá llegue el sentido común al PSOE y le corten la cabeza a Pedro Sánchez. Está empezando a ser más dañino que el propio ZP, hasta ahora el presidente más perjudicial y funesto para España de toda la democracia.





Y ahora... en serio. Cinco días en Barcelona (y III)

-->
A pesar de lo dicho en el artículo anterior y en lo que me reafirmo, -mi mujer se lo pasó fenomenal y eso me basta-  el viaje a Barcelona tiene también otra lectura más personal y reposada.

Insisto, a mi me pone malo viajar. Ya sé que para muchos es apasionante y hasta conmovedor en ocasiones, pero, qué le voy a hacer, es algo que no me cautiva en absoluto. Hay otras personas a las que no les gustan los caracoles o el pimiento o los callos a la madrileña –hasta que prueben los de mi madre- y la generalidad del mundo lo comprende. 

Así que para qué vamos a estar con medias tintas. Hablando “en plata”, este viaje me viene tocando los “güevos” desde que el día de salida me levanté a las cuatro de la mañana para coger el vuelo de las 07:00 horas. A las cuatro y cinco sólo deseaba estar de vuelta. Me desagrada tener que despertarme de madrugada para ir a un Aeropuerto, aunque me molesta igual tener que ir a otra hora. Duermo mal la noche antes. No me resultan emocionantes los preparativos que implica un viaje, ni tener que hacer una lista con las cosas que debo llevarme. Luego llego a destino tras tres horas sentado en un avión y me incomoda sobremanera encontrarme en una ciudad desconocida que me importa un comino, en la que todo es extraño, ajeno y en la que nada me interesa conocer. La maneta del agua caliente y de la fría de la ducha del hotel no funcionan igual que la mía, la almohada tampoco es la mía, ni el mando de la tele, ni los canales disponibles y me veo ineludiblemente condenado a tener que destinar recursos para buscar la manera de orientarme una vez estoy en la calle. ¿Dónde comer? ¿dónde cenar? ¿se irá por aquí o por allí? ¿en guagua o en metro? ¿dónde está la parada? ¡Fuerte agobio más chungo!

Y luego en todos los viajes siempre hay frases o palabras que sólo profetizan crueles y perniciosos suplicios. En este viaje hubo dos. Una, “ya que estamos aquí hay que ir a………”  “He ido a” lo que no está escrito. La otra es "outlet", es decir, tienda-que-vende-ropa-zapatos-blusas-a-precio-de-saldo. Leer esa publicidad en cualquier escaparate sólo prometía terribles sufrimientos.

Por describir con precisión el alcance real y tangible de esta frase y de aquella palabra, basta con saber que mi nuevo móvil tiene una aplicación de salud que contabiliza los pasos que doy cada día. Me recomienda dar 10 mil diarios. Solo he superado esta cifra una vez desde que lo compré el pasado julio. El primer día en Barcelona di 25 mil. ¿Y cuántos kilómetros son 25 mil pasos?........ Yo también me lo pregunté con curiosidad superlativa, sobre todo tras comprobar cómo me dolían los pies…….. Son 19’5. El segundo día fueron 16 mil pasos, 12’4 kilómetros. El tercero 19 mil, 15 kilómetros. El cuarto 25 mil, 19’5 y el quinto 20 mil, 15 kilómetros……………"¡Oye pues qué divertido es todo esto! ¿Cuándo volvemos?" 

En fin, que un día cualquiera de mi rutina diaria habitual es infinitamente más satisfactorio y gratificante que cinco en Barcelona o en Nueva York o en La Palma o incluso en la exótica Ulán Bator, capital de Mongolia, en donde se ofrecen unas rutas turísticas en yak que dicen son super excitantes. Uno sólo de mis días le da treinta vueltas a Barcelona y nada, repito, nada en absoluto de lo que he visto, fotografiado o comido en este viaje, habiendo sido todo bueno, tiene nivel suficiente como para haberme hecho salir voluntariamente de mi casa. Ni loco se me habría ocurrido planear algo semejante. No me resultó atractivo ni interesante conocer el parque Güell, que me pareció en medio bluff, ni la Sagrada Familia, -lo primero que se me vino a la cabeza mientras hacía fotos de detalle de una de sus fachadas es que Gaudí tenía que estar como una cabra-, ni el Raval, ni el barrio Gótico, ni aquella catedral en la que los chinos hacían fotos hasta a la gente que se estaba confesando dentro del confesionario, ni la zona vieja ni la nueva del puerto, ni la Barceloneta……¡por favor!..........¿el mercado de la Boquería?.........pero ¡vamos a ver! ¿qué rayos se me perdió a mi allí?. 

En conclusión, el trastorno que me supone un viaje que me obliga a salir de mi entorno y a romper mi rutina, no merita la visita pero ni de coña y si encima lo comparo con un medallón de solomillo medio hecho con un balde de papas fritas y una botella de vino sentado tranquilamente en mi casa……….los viajes se puede ir a freir bogas.

Aquí dejo un video un vídeo de 4 minutos bastante descriptivo. 

Aprovechando el centenario del nacimiento de Frank Sinatra hay una primera pista de audio de 2’10” de duración titulada “Love and Marriage”, (Amor y Matrimonio) interpretada por "La Voz" y que se prestaba perfectamente a la ocasión. 

Medio segundo después de que Frank termine de cantar, empieza una mezcla de audio un poco chapucera, pero que sin embargo expresa con todo su alcance y amplitud el momento más feliz de todo el viaje. Hay mucha información en esos últimos 64”.

Es 1080 HD







Cinco días en Barcelona (II)

Hace un par de meses a mi mujer le entró la matraquilla de conocer Barcelona. Como a mi viajar no me agrada en absoluto, tan pronto me informó de sus descabellados planes me negué en redondo y con enérgica e inflexible firmeza le advertí señalándola con mi dedo índice: “¡Que te quede claro, ni de bromas voy a salir de viaje a ningún lado!” 

El martes pasado día 8 de diciembre, el vuelo VY-3000 de la compañía Vueling nos traía de vuelta a Gran Canaria después de cinco días en la capital de Cataluña. De jueves a martes. (Léase con derrotado pesar) ¡No somos nada!

Barcelona es una ciudad espectacular, llena de calles infinitamente largas y amplísimas avenidas con hasta 6 carriles en un sólo sentido, más un carril bici y dos aceras a los lados de 10 metros de ancho...todo.........en la misma vía.......
Un compañero de trabajo me había comentado, “vas a un parque temático” y desde luego, lo que vimos de Barcelona era exactamente eso. 

Reconozco que gracias al mar me encontré mejor que en Madrid. El frío y la humedad son más parecidas a las nuestras aquí. Nunca se me secó el interior de la nariz como me ocurre siempre con el clima madrileño. 

Hay gente por todos lados a todas horas. Fruterías, peluquerías, tiendas de ropa y supermercados “Spar” y “Supercat” abiertos a las 23:18 y las calles abarrotadas de gente a esa hora.........miles de personas...........Cruzaba por una, miraba al paso de peatones que había mil metros más adelante y allí había otra muchedumbre cruzando……..El volumen de turismo que visita la ciudad Condal es descomunal. Gente de todo el mundo la inundaba. Rusos, norteamericanos a montones, italianos también había muchísimos, franceses, alemanes y españoles, pero el turismo chino, en grupos de hasta treinta orientales se llevaba la palma. Incluso llegaron a resultarme agobiantes en algunos momentos.

Estuvimos en el Ayuntamiento de Barcelona. Visitamos la sala de plenos del Consistorio y la famosa sala del Consejo de Ciento y coincidimos en que Ada Colau ni se lo cree. Y en la Sagrada Familia pero no entramos por la cantidad de gente que había. También en el Parque Güell donde pagamos una entrada de ocho euros por barba para acceder. Dentro del parque hay tres edificios diseñados por Gaudí que son visitables. Uno de ellos es la casa en la que vivió el propio arquitecto catalán. Es la primera construcción que uno se encuentra al principio del parque. Mi mujer fue a entrar a verla, pero…..había que pagar otra vez: “la visita a esta vivienda no está incluida en el precio de la entrada. Es un precio extra de 5 euros.” Con la compresión propia que exigen estas situaciones, declinamos con respeto el ticket de 5 euros que nos ofrecían y no entramos. La visita a la otra si estaba cubierta por los ocho euros. Tras 25 minutos de cola, entramos en una casa vacía, sin un solo mueble, con un proyector repitiendo un bucle de imágenes de principios del siglo XX en una habitación y paneles con recortes de periódicos de 1907 en otras. La tercera la habían convertido en una tienda de souvenirs. 

Nos habían recomendado un par de bares en el mercado de La Boquería. “Pinotxo”, era uno de ellos. Nos fue imposible conseguir sitio. No cabía un alma todos los días que lo intentamos.

En cuanto llegamos al Paseo de Gracia y a las Ramblas.....a mi mujer dejaron de afectarle cuestiones terrenales como el cansancio o el hambre o la sed. A mi sin embargo, no. Entramos en más tiendas de las que he entrado aquí en toda mi vida. Me tuvo en la calle jornadas de 8 y hasta 10 horas sin parar. No sé ni cuántas veces subimos y bajamos ese Paseo, ni cuántas las Ramblas. Cenamos como salvajes todas las noches y no hemos engordado ni un gramo.

Paseamos por el Raval, por el Barrio Gótico y visitamos la Catedral de Barcelona en la que nadie en su sano juicio puede rezar. Frente al edificio de la Generalidad nos pilló una manifestación de “Catalanes por España” a la que por supuesto, nos unimos. Vimos la zona nueva y la vieja del Puerto, la Barceloneta, la estatua de Colón, la Casa Batlló y la Casa Milá, conocida como "La Pedrera" y hasta el interior de la Capitanía General de Cataluña que celebraba unas jornadas de puertas abiertas y que te recibía engalanada de esta guisa. Uno de los momentos más gratificantes del viaje sin duda
 

La hostelería en Barcelona está copada por trabajadores latinoamericanos super educados y amables en el trato. Los catalanes/as con los que tuvimos que lidiar al entrar en bares o comercios, al coger la guagua o un taxi, se mostraban correctos, pero secos y distantes, como si les debieses algo. También dimos con otros encantadores, pero reconozco que fueron menos. En el restaurante “Bosque Palermo”, calle Valencia, 163 fuimos tratados magníficamente por sus camareros catalanes. Las cuatro últimas noches  cenamos allí. 

Por otro lado, Dios Nuestro Señor en su infinita sabiduría, -sus designios son inescrutables- no ha sido particularmente generoso con las mujeres de aquella capital peninsular, porque uno se sienta en una terraza de la avenida de Las Canteras durante una hora y ve más gran canarias guapas que todas las barcelonesas que vi en cinco días. La mayoría de las que me crucé por la calle eran o poco agraciadas o muy poco agraciadas.

En fin, que lo más positivo es que vengo con la certeza plena de que mi mujer se lo pasó fenomenal y ese hecho concreto hace que lo demás se vuelva irrelevante. ¿Cuánto costó  todo? ¡Por favor! ¡No hay precio si de la felicidad de mi santa se trata! Me limité a cumplir las instrucciones que iba recibiendo del mando con una sonrisa en la boca y a ir tachando secretamente los días que faltaban para volver a casa. 

Eso sí, aún estábamos en el Aeropuerto del Prat cuando le dije que después de lo heroico de mi gesta viniendo a Barcelona, hasta el 2020 no saldría de Gran Canaria, e inmediatamente me comunicó que  Sevilla nos espera el añó próximo por estas fechas.........y entonces, una alegría desmedida inundó mi corazón.

Cinco días en Barcelona



He pasado cinco días en Barcelona aprovechando el puente de la Constitución. Ahí dejo un fleje de fotos de la ciudad. 

Las fotos de noche las hice con el móvil. Las de interior con el móvil y con la cámara. Las de exterior con ésta última.

No hay más comentarios, así que lo mejor es picar la primera foto y verlas todas seguidas a mayor tamaño.





 
 
 
 
 








 










 
 











Madrid 2004 - París 2015 (y III)

Hoy subo un tercer y último documento de los muchos que recoge José María de Pablo en su libro "La Cuarta Trama". 

Los tres ofrecen datos suficientes para que cualquiera con un mínimo de sentido común pueda hacer un juicio de valor, sin olvidar que la principal acusación contra Gobierno de Aznar fue la de mentir a los españoles. 

Los acontecimientos relatados en las dos entradas anteriores tienen lugar el mismo día de los atentados. El de esta transcurre entre la noche del 11 al 12 de marzo. 

Dice De Pablo en la página 272:  

La mentira de los suicidas 

La noche del 11 al 12 de marzo significó el comienzo de una lamentable campaña de acoso y derribo contra el gobierno popular, una campaña sin escrúpulos, repleta de mentiras y vulneraciones de la Ley Electoral, cuyo fin era asegurar el éxito de los terroristas en su gran objetivo: el vuelco electoral. Y en esa campaña de acoso y derribo la Cadena SER jugó un papel fundamental. 

La campaña de intoxicación lanzada desde los micrófonos de la Cadena SER comienza a las diez de la noche del 11 de marzo, hora en la que la cadena de PRISA abre su informativo con una noticia manifiestamente falsa: en uno de los trenes habría aparecido el cadáver de un terrorista suicida. El cadáver, según la SER, presentaba los mismos rasgos que los cadáveres de los islamistas que se inmolan en Oriente Próximo. 

Las palabras que leyó la periodista Ana Terradillos en el informativo de Iñaki Gabilondo fueron estas: 

"Las fuentes consultadas por la SER confirman que una persona llevaba tres capas de ropa interior y estaba muy afeitada. Una práctica muy habitual entre los comandos suicidas islámicos antes de inmolarse." 

Durante el juicio del 11-M quedó acreditado que la noticia difundida por la emisora de Iñaki Gabilondo era completamente falsa. En ningún momento de la investigación apareció ni el más mínimo indicio de que nadie se hubiera suicidado en los trenes. Carmen Baladía Olmedo fue la médico forense que dirigió las autopsias que a lo largo de todo el día 11 se realizaron a los fallecidos en el pabellón 6 de IFEMA, y en el juicio se le preguntó concretamente por este extremo. Afirmó de manera rotunda que no es que no hubiera terroristas suicidas en los trenes, es que no hubo nunca ni siquiera el más mínimo indicio de que los hubiera. 

La noticia de la Cadena SER era rotundamente falsa y los detalles con los que la emisora adornaba la mentira (datos como las tres capas de ropa interior o la piel afeitada del supuesto suicida) para dotarla de mayor credibilidad demuestran la mala fe de aquella intoxicación. A la misma hora que la Cadena SER difundía a los cuatro vientos la mentira de los terroristas suicidas, el candidato socialista Zapatero estaba llamando por teléfono a los directores de los principales medios de comunicación, tratando de convencerles de que «su gente en la policía» le había confirmado la existencia de los suicidas. El director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, desveló años después en las páginas de su periódico que él también recibió la llamada de Zapatero, y que el candidato socialista le aseguró que entre los muertos habían aparecido dos suicidas y trató de convencerle para que lo publicase. Así que no sabemos si la fuente de Gabilondo era Zapatero, si la fuente de Zapatero era Gabilondo, o si la difusión de la noticia falsa la idearon entre ambos y se repartieron los papeles (en plan «yo voy dando la noticia en mi informativo y tú llama a los directores de los periódicos a ver si alguno pica, lo publica, y le damos más credibilidad a esto»). Ninguno de los dos , ni Gabilondo ni Zapatero, ha explicado aún cómo surgió esa noticia falsa y a quién de los dos se le ocurrió la idea de difundirla. Tampoco ha pedido perdón ninguno de los dos. Pero lo cierto es que la jugada fue inteligente y la mentira de los suicidas proporcionó grandes réditos a los socialistas en las elecciones del día 14. 

Por cierto, la noticia falsa de los suicidas la difundieron entre la SER y Zapatero muy pocas horas después de que el CNI elaborase su informe en el que señalaba que era precisamente la ausencia de terroristas suicidas el principal hecho que llevaba a los servicios de inteligencia a descartar la autoría islamista en el ll-M. Y ese informe lo tenía Zapatero. 

El Partido Socialista - y su longa manus la SER- siempre ha demostrado gran habilidad para este tipo de jugadas, y vio claramente que la manera de convencer a la opinión pública antes de las elecciones de que el atentado era islamista era convencer a todo el mundo de que se habían inmolado terroristas suicidas. 

A las doce de la noche Edudardo Zaplana desmentía la presencia de suicidas, pero la Ser no se bajaba del burro: era clave difundir la mentira a los cuatro vientos. García Ferreras en “El Larguero” de esa noche arranco diciendo que: “La Cadena Ser ha podido confirmar que al menos uno o dos de los posibles terroristas suicidas están entre los muertos. Es una información que ni el Ministro ni el Ministerio de Interior han querido confirmar. Es una información muy seria de la lucha antiterrorista”.  

Remataba Pedro de Hoyos el artículo citado en la primera entrega señalando que "Por cierto, ni durante ni después de la tragedia ningún francés tuvo nunca la tentación de acosar las sedes de ningún partido, estuviese en el poder o en la oposición; antes al contrario, nos dieron a todo el mundo un ejemplo de responsabilidad y saber hacer. Como en España cuando lo de Atocha"

De Pablo rara vez da su opinión en todo el libro. Se limita a exponer hechos que han sido declarados ante el juez o ante la Policía y a señalar con una profusión de citas inmensa, ante qué autoridad se realizaron dichas manifestaciones. 

Y cómo repite en numerosas ocasiones, "¡que cada cual concluya lo que le parezca!" .