El Sevilla......tres consecutivas


La victoria del Sevilla frente al Liverpool ha hecho arder las redes inglesas. El artículo del "Daily Mail" del que he traducido algunos comentarios tiene más 2.500 respuestas de hijos de la pérfida perdidos por todo el planeta. Se publicó el día 18 y hoy es 20.
Como nosotros en cualquier foro deportivo, se dan leña entre ellos que da gusto. El Liverpool recibiendo palos de seguidores de todos los equipos de la Premier. Los del Manchester United particularmente cabroncetes, pero la mofa y la burla es generalizada y para morirse de risa en algunos casos.
Sin embargo compruebo que cada vez son más los británicos que se rinden ante nuestro juego. La mayoría de los comentarios que defendían a la Premier frente a nuestra Liga, cosechaban de los lectores muchísimos más votos negativos que positivos y, al contrario, aquellos que machacaban a la Premier, poniendo La Liga por encima sin reserva alguna, barrían en positivos.
El problema es que la Premier mueve tanto, pero tanto dinero a nivel mundial, que no hay programa deportivo en el Reino Unido que no siga promoviendo esta idea de calificarla de  “liga basura” o “liga de dos equipos”; es una cuestión de política publicitaria. Si para mantener el negocio hay que subirse a un pedestal y mirar al resto por encima del hombro, pues se hace y punto. Lo que está ocurriendo es que ya eso no cala en unos aficionados que disfrutan viendo nuestro fútbol, que sufren con el de ellos y que se preguntan cómo es posible que la diferencia sea tan lacerante. La victoria del Leicester ha abierto a muchos los ojos. Si aquí hubiese ganado La Liga la UD Las Palmas o el Sporting habrían rodado cabezas
Ahí van unos cuantos seleccionados por su exquisito bouquet
El primero tiene que ser el de un fan del Liverpool harto del cruel menosprecio que se está llevando el equipo de la ciudad de The Beatles en las redes.
“¡Sí, de acuerdo, no hemos ganado nada, pero somos el único equipo de Europa que le ha ganado a un equipo español esta temporada!”
Uno de Hampshire con 30 comentarios a favor y 0 en contra:
Lo visto es demasiado como para seguir insistiendo en lo de que La Liga es una broma. En los últimos 20 enfrentamientos entre equipos de la Premier y de La Liga a lo largo de los tres últimos años, hay 18 victorias para La Liga y 2 para la Premier. Liverpool y Sevilla han quedado octavos en sus respectivos torneos nacionales. Cuando equipos “top” ingleses se enfrentan a equipos “top” españoles, La Liga gana. Cuando equipos de media tabla ingleses se enfrentan a equipos de media tabla españoles, La Liga gana. ¿Probamos con equipos de final de la tabla a ver qué pasa? Anoche la diferencia en habilidad técnica de Sevilla y Liverpool fue preocupante pero es que eso ha sido lo habitual desde hace muchos años. El Sevilla sigue ganando trofeos europeos a pesar de que en cada temporada, se queda sin sus mejores jugadores. Lo del Atlético de Madrid es todavía mas impresionante. Han perdido a Agüero, a Falcao, a Torres, a Costa, a Forlán y ahora están a punto de perder a Griezman. Oblak es de los mejores porteros del mundo, pero se quedaron sin De Gea y Courtois…
Otro de Londres con 20 comentarios a favor y 7 en contra
¿Entonces…….qué Liga era la mejor? Campeón de la UEFA, Sevilla. Final de la Champions, Real Madrid vs Atlético de Madrid.
Londinense con 49 comentarios a favor y 2 en contra.
El Liverpool recibió anoche lo que se merecía después de la arrogancia mostrada de antemano por el club, por jugadores, ex jugadores y fans. Incluso en el programa “Hablemos de deporte” de ayer ex jugadores (Micky Quinn) y expertos hablaban que el Liverpool podría ganar 3-1 e incluso ¡¡¡hasta 4-1!!!. Obviamente, estos no han visto jugar al Sevilla en sus vidas, ni estudiado a los jugadores ni su estilo de juego. Hay ocasiones en que la arrogancia de la Premier League es tan inexplicable que este desconocimiento de La Liga bordea la pura negligencia. Basta echar un ojo a las estadísticas de La Liga frente a la Premier……..es que no tenemos argumentos…….
Uno de Brighton. 38 comentarios a favor, 1 en contra
Lo siento por Inglaterra, constantemente despreciando otras ligas de las que tenemos noticias de forma regular cada semana. Cosas como “si, ya, pero La Liga solo tiene dos equipos buenos” o “la Bundesliga es una carrera con un solo caballo”, etc., etc. Todo lo que puedo decir es JA, JA, JA, JA, JA, JA. Para hablar con tanta contundencia hay que demostrarlo y, lo siento, pero la realidad de las ligas alemana y española no respalda ni uno de esos comentarios.
 Uno de Bournemouth. 19 a favor y 4 en contra
Anoche comprobamos como la Premier League está más débil que nunca. Que el Leicester ganase la Premier es la prueba que ahora confirma la derrota del Liverpool. No puedo creerme la facilidad con la que el Sevilla ha ganado la final.
Otro de Amsterdam con 26 a favor y 7 en contra
Ole, ole, ole………3 veces seguidas……España manda en Europa, este año, el pasado y el próximo. La Premier es grande, si pero……en Inglaterra.
Uno de Kansas, EEUU. 50 a favor y 7 en contra
España avergüenza a Inglaterra otra vez
Otro de Cambridge 73 a favor y 5 en contra
La Liga es “un torneo de dos equipos”. Ya…..por eso la final de la Champions League la disputan el Atlético (2º) y el Real Madrid (3º) y la Europa League la ha ganado el Sevilla (5º) y encima, el Villareal (4º) llegó a semifinales. ¡Venga y ahora a seguir con lo de que los únicos equipos en España son el Real Madrid y el Barcelona!
De Manchester 80 a favor, 9 en contra
Como vengo diciendo La Liga es la mejor liga del mundo y lo ha sido durante años. Los equipos ingleses son una broma hoy en día y la prueba está en el Leicester que ha ganado con 10 puntos de ventaja

Un artículo de Borrell




El otro día, navegando por la prensa digital me encontré con un artículo escrito por Josep Borrell y a pesar de que me gustaba lo que iba leyendo de pronto me atraganté. Con el siguiente párrafo se me quitaron las ganas de seguir. Ahí va


"Cuando digo que algunas soluciones ahora eran imposibles me refiero a la gran coalición a la alemana, con Rajoy. Después de haberle dicho delante de millones de personas que no era una persona decente digna de gobernar, Sánchez no podía a continuación hacerle Presidente del gobierno por activa o por pasiva. O incluso compartir el banco azul. Y Rajoy, atrincherado en su exasperante cantinela de que el PP había ganado las elecciones, confundiendo el mayor número de escaños con tener los apoyos suficientes, no ofrecía al PSOE ninguna opción aceptable. Con Rajoy completamente aislado, Sánchez ha intentado lo que tenía que hacer, un acuerdo de mínimos con los demás, a su derecha y a su izquierda."

Analizo el párrafo de Borrell y rezuma un sectarismo inaceptable. Esta gente se inventa una mentira creando una realidad alternativa, se meten dentro de ella y con eso les basta. Es como sigue, Sánchez afirma que Rajoy, el representante que más respaldos ha obtenido del pueblo español en las últimas elecciones generales, es indigno y el hecho de que este insulto lo haya expresado delante de millones de personas, habilita al socialista para que ni siquiera tenga por qué sentarse con Rajoy. Su negativa a pactar con el PP está así más que justificada según Borrell. Este argumento pueril basta para excluirlo de una negociación de Gobierno y además el único responsable de que Sánchez haya “intentado lo que tenía que hacer” es Rajoy. Los insultos previos a líder del PP y, por tanto, a sus votantes dan igual, no cuentan. ¡Qué extraña manera de entender la democracia la de estos socialistas!

La realidad sin embargo es otra. Rajoy ofreció a Sánchez un pacto extensible a todas las instituciones del país en las que ambos fueran mayoría, pero está completamente aislado no por su intransigencia o porque no haya estado abierto a llegar a acuerdos, sino porque Pedro Sánchez se ha encargado de ello al estigmatizarlo como una persona indecente, como un ser despreciable, abyecto, vil, que son algunos de los sinónimos que he encontrado para la palabra “indigno”.

Pedro Sánchez ha insultado gravemente a Mariano Rajoy dinamitando de forma alevosa y premeditada cualquier posibilidad futura de acuerdo entre los dos partidos que re-pre-sen-tan-a-la-ma-yo-ría. El efecto generado por ese buscado y planeado ultraje es el motivo de que la gran coalición a la alemana no haya funcionado. Aquí no ha existido atrincheramiento de ningún tipo, sino la actitud intolerante de una izquierda incapaz de aceptar la voluntad mayoritaria del pueblo expresada en las urnas y su intención miserable al tachar a la mitad de sus compatriotas de apestados e indeseables sólo porque piensan distinto. Si en 2011 los españoles decidieron que a España la dirigiera Rajoy con las manos libres, en 2015, eligieron que siguiera Rajoy pero con el contrapeso de Sánchez. Esto es lo que no admite el socialismo español.
 
Dice Borrell que Rajoy ha confundido “el mayor número de escaños con tener los apoyos suficientes”……pero ¡por favor! ¡qué es lo que otorga el mayor número de escaños, sino la constatación de haber obtenido el mayor apoyo de la ciudadanía! La democracia consiste en llegar a acuerdos, en primer lugar, con el que tiene más respaldo y si no se puede, estudiar otras alternativas, pero no rechazar de entrada, de antemano, al que ha ganado las elecciones.

Bastaba con que Pedro Sánchez hubiese hecho el paripé, con que hubiese aceptado sentarse a hablar con Mariano Rajoy y que tras ese correcto café de cara a la galería, hubiese dicho: “lo hemos intentado pero no ha sido posible llegar a ningún acuerdo con el PP, por lo que estamos abiertos a otras posibilidades”, pero no, eso habría sido normalidad democrática y el plan -"nos conviene que haya tensión" decía ZP a Gabilondo en la SER- consistía en transmitir públicamente que el PP es, no un representante político de los españoles, sino un enemigo que produce repudio, asco, repulsión, indignidad, “usted no es decente”. Sánchez ha sembrado la semilla de la discordia entre los españoles. En realidad, ése ha sido su único argumento de gobierno que sepamos. Hay siete millones y pico de españoles cuya voluntad legítima expresada en las urnas a Pedro Sánchez no le merecen mas que desprecio y animadversión.

Volvemos a lo mismo que antes del 20D. En estas nuevas elecciones lo que nos jugamos es si queremos que la completa y acreditada falta de idoneidad de Rivera, de Sánchez y de Iglesias para desempeñar tareas de gobierno pueda ponerse al frente de los destinos de España, más aún tras comprobar cómo se han conducido Pedro, Pablo y Albert en estos cuatro meses, ofreciendo un espectáculo infantil y lamentable que ha llevado a muchos españoles a sentir vergüenza ajena viendo a Pedro Sánchez mendigando la presidencia del Gobierno de España ante Tsipras, a sufrir bochorno con las escenas ordinarias y de baja estofa desplegada por Iglesias y los suyos en el Congreso de los Diputados,
desalentadora decepción al comprobar que Rivera ha terminado pactando con Podemos y a quedarse con la certeza absoluta que los tres  están dispuestos a vender a sus hijos con tal de tocar poder.
 
Es tanto lo que nos jugamos arriesgándonos a que España pueda caer en manos de este trío, que creo que toda la corrupción del PSOE sumada a la del PP desde 1978 hasta hoy es calderilla al lado de lo significaría un Frente Popular en nuesto país. 
 
Los españoles no pueden cometer la irresponsabilidad de querer castigar a Rajoy existiendo la posibilidad cierta de que España pueda quebrar económicamente por la gestión de unos imperitos de ideas comunistas. Grecia crecía por primera vez en años, se celebraron elecciones, ganó Tsipras y en tres meses tenían un corralito
 
O gana Rajoy con solvencia o España kaputt. Ciudadanos o Vox........quizás más adelante
 

 




Otra Champions española


Estaba haciendo zapping entre canales cuando me encontré con el minuto 6 del Bayern Atlético de Madrid. Aguanté como un campeón hasta el minuto 20 o así y entonces, volví a cambiar de canal pensando en la alegría que le daba a mis amigas sístole y diastole.

Total que pasó el Atlético y que al día siguiente lo hizo el Madrid con lo que tenemos otra final de la Champions puramente nuestra. 

Por cierto............viendo la inmensidad del juego merengue contra el Manchester City, no quiero pensar qué habría ocurrido si el Madrid hubiese tenido que jugar contra el Bayern "asesino" que tuvo que enfrentar el Atlético en la primera parte. 

Como siempre los ingleses -y el día del Bayern, Guardiola particularmente-, son los que más felicidad me producen en estos temas futboleros en los que somos la élite. Esos artículos largos, tratados en profundidad, rebosantes de una admiración dolorosa que les ha sido impuesta por la realidad de los hechos y que lleva a algunos reporteros a decir cosas como las que siguen. He traducido un artículo que el corresponsal deportivo en España del diario The Guardian, Sid Lowe, publicó hace cinco días bajo el título de "Los equipos españoles vuelven a dominar en Europa esta temporada. Pero ¿qué hay detrás de eso?" Hasta nos defiende de los suyos cuando la envidia insana les hace esputar vitriolo

Ahí va
 
Los marcadores al final de la primera parte están ahí y España está en cabeza una vez más. Dos victorias en casa, dos empates fuera, ninguna derrota. Shakhtar Donetsk 2-2 Sevilla, Manchester City 0-0 Real Madrid, Villarreal 1-0 Liverpool, Atlético de Madrid 1-0 Bayern Munich: ¿España 4, todos los demás 0?
Hace dos años tuvimos una final de la “Champions League” completamente española; dos años antes habíamos tenido otra final española de la “Europe League”. Este año pueden caer las dos; Milán podría estar lleno de españoles e igual podría estarlo Basilea. Tal vez no tan llena esta última ciudad como debería estarlo pero, ¡oye! ¡eso es la UEFA para ellos!. "Hegemonía", en palabras de Vicente del Bosque.
En primer lugar y antes que nada, una gran, gran advertencia o….tres: en los últimos ocho años también hemos vivido finales europeas solo inglesas, sólo alemanas y solo portuguesas. Aquí está la otra aclaración: Podría haber cuatro equipos españoles en las finales europeas de este año, pero también puede que no haya ninguno. Los resultados de los partido de ida han sido buenos para los representantes de “La Liga”, todos los cuales pueden ser considerados favoritos, pero no hay garantía de que cuatro, o tres o dos o incluso uno pueda conseguirlo. Por último, podrías añadir que esto mismo es lo que diría Del Bosque, en definitiva, el director de la selección de España.
Sin embargo, eso no hace que Del Bosque esté equivocado, ni se trata de un hecho aislado o una anomalía estadística. Esto no es una casualidad, esto es  fútbol. "Estamos acostumbrados al caviar en Europa", dijo Javier Tebas. Ahora, podría decirlo con razón. A diferencia de Del Bosque, el triunfalismo agresivo es característica del presidente de la liga española. Es un hombre que se ha lanzado a una cruzada contra la Premier League, el mayor rival de la LFP. Un competidor que él sabe, está comercialmente a kilómetros de distancia y al que reconoce como una seria amenaza para España. Y sin embargo, tampoco está completamente equivocado.
Si el Bayern Munich o el Manchester City, el Liverpool o el Shakhtar triunfan y logran expulsar a los equipos españoles de las competiciones europeas, sería la primera vez en esta temporada que alguien de cualquier otro país distinto de España lo lograse. Ahora, (un asterisco aquí): ser eliminado de la competición europea no es lo mismo que ser eliminado de una competición europea y la entrada por puntos de Sevilla y Valencia en la Europa League, significó su eliminación de la Champions. Aún así, sigue siendo un hecho sorprendente.
Y, atención, este otro hecho resulta pasmoso: los equipos españoles han ganado 45 de sus últimas 48 eliminatorias contra equipos extranjeros. Si tienen "sólo" cuatro equipos en la semifinal es porque ha sido imposible tener más. ¿Podrían Valencia o Atlético haber conseguido la clasificación para la siguiente ronda si no se hubiesen tenido que enfrentar con equipos españoles en su camino? ¿Habrían conseguido ganar sus partidos y pasar a la siguiente fase del torneo?
Los equipos españoles han ganado cinco de las últimas 10 Copas de Europa y seis de las últimos 10 Copas de la UEFA y la tendencia se está acelerando: cuatro de los seis últimos ganadores de la “Europa League” son españoles. Tres de los últimos cinco ganadores de la “Champions League”, son españoles. Si le echas una visual a la relación de finalistas por nacionalidad de la “Europa League” durante la última década, se lee lo siguiente: España ocho, Portugal cuatro, Inglaterra tres, Ucrania dos y uno para Rusia, Escocia y Alemania. Vete dos años más allá y verás que la ganó el Valencia y si te vas otros dos más, comprobarás que el Alavés llegó a la final.
Y lo que importa: que el Real Madrid o que el Barcelona ganen la “Champions League” es una cosa: son los dos clubes más grandes del mundo, los más ricos y más poderosos que nadie, son casos aparte dentro de su propia liga y en todo el continente, son excepciones a la regla nacional. Estamos hablando de "Super Clubs" que avanzan a zancadas a través de una nueva era de elefantiasis económica; gigantes que lo trituran todo a su paso. Acumulan los mejores talentos del mundo. Desde Lionel Messi a Cristiano Ronaldo, de Luis Suárez a Karim Benzema, de Gareth Bale a Neymar. Dos clubes que pueden vanagloriarse de que todos y cada uno de los ganadores del “FIFA World player” (fusionado con el Balón de Oro desde 2009) hayan jugado para uno o para otro de ellos desde 1996. Veinte largos años.
Pero si aquello era una cosa, que el Atlético de Madrid alcance la final de la “Champions League” es cuestión diferente. Y que Sevilla, Athletic, Valencia, Villarreal y tal vez el Alavés puedan llegar a la final de la “Europa League” es otro paso adelante más.
Vete a Twitter, echa un vistazo entre líneas de cualquier artículo relacionado con el fútbol español (o mejor, no lo hagas) y lo verás. Ni siquiera es necesario someterlo a debate y a menudo ni requiere provocación previa. La sola mención de un resultado o la alabanza de un jugador puede despertarlo. Siempre está ahí, de todos modos, siempre hay alguien declarando que “La Liga” es una basura.
Resulta extraño este agrio y agresivo apoyo a una liga o a otra. ¿Que lleva a un estadio a cantar "Vamos Premier League" o "Viva la Liga?" ¿De dónde viene esta necesidad de declarar a una la liga como la "mejor"? En cualquier caso, ¿cómo se define mejor? ¿Y por qué importa tanto?
Además, más allá de la estupidez innata de la pregunta, ¿no sugiere la última década que están equivocados? Madrid y Barcelona ganan un partido y el mantra de la “Liga basura” aparece en superficie. Pero Madrid y Barcelona han ganado las dos últimas finales de la “Champions League”. ¿Es una “liga basura” también? Y si la Champions puede considerarse el coto de caza privado de una poderosa y rica elite, con independencia de su país de procedencia, la “Europa League” es sin duda un mejor y más profundo indicativo de la medida de esta fuerza. España ha dominado en eso también.
Allí, el éxito de los "otros" equipos del país remarca el hecho de que aunque la Liga española sea una carrera de dos caballos, esto no signifique que los demás rivales sean un puñados de burros.
¿Carrera de dos caballos? Hasta eso se ha acabado para siempre. El Atlético de Madrid ganó el título de Liga hace dos temporadas y la jornada de este fin de semana, ha colocado a los tres primeros separados por un punto. Todos ellos se han dejado puntos, al menos, en nueve ocasiones en esta temporada. El fin de semana pasado, el Real Madrid tuvo que remontar un 2-0 en contra para terminar venciendo 3-2 a un Rayo Vallecano amenazado por la pérdida de la categoría. El Atlético de Madrid cayó recientemente frente a un Sporting hundido en puestos de descenso. El Barcelona fue machacado 4-1 por el Celta al principio de la temporada y viene marcando una trayectoria de juego que le ha llevado a ganar un solo punto de doce posibles.
¿Aburrido? ¿No competitivo? ¿Predecible? A veces, sí. Pero no todo el tiempo. Se pueden hacer razonables comparaciones entre ligas, aunque son complejas y no concluyentes. Por otro lado, hay un debate que vale la pena encarar respecto de las dificultades a las que también se enfrenta la liga española.
El abismo presupuestario que separa a los dos primeros del resto se está reduciendo gracias al dinero procedente de las televisiones y al hecho de haber alcanzado finalmente un acuerdo colectivo y centralizado por el que Tebas ha estado peleando, aún así y con todo, la diferencia sigue siendo gigantesca. Es también una realidad social en un país donde dominan los fans y los medios de comunicación, guerreros estos últimos.
Un tema recurrente en España en los últimos tiempos ha sido la búsqueda de un equivalente al Leicester, “sería como si la liga la ganase el Sporting de Gijón”, dicen. O el Almería, o el Levante. La realidad es que no sería como si cualquiera de ellos la ganase, no exactamente. Como un logro histórico, tal vez, pero como una cuestión de recursos, tal vez no. No es posible comparar en condiciones correctas. Como un logro de recursos, las diferencias económicas del Atlético de Madrid cuando ganó la liga dos años no era tan radicalmente diferentes como parece. El Leicester ingresa más por derechos de televisión que cualquier equipo español, con la excepción de Real Madrid y Barcelona.
¿Cuál es la mejor liga? Económicamente, con un contrato de TV a nivel mundial que asciende a 5,5 billones de libras esterlinas, la Premier League es la primera. Pero mientras que la Premier League es una amenaza colosal (un peligro que Tebas ha advertido puede dañar seriamente a La Liga) los clubes de “La Liga”, simplemente no puede competir económicamente y el miedo reside en que las cosas puedan empeorar. El fútbol inglés está inundado de dinero en efectivo. Los clubes españoles dependen de él.
Inglaterra es la liga a la que vienen a vender, generalmente a precios enormes; el mercado de importación al que pueden exportar ayuda a sostenerlos. Son más de treinta los españoles que juegan en la “Premier League”. Solo un británico juega en un club top de la primera división de España, Gareth Bale.
El dinero no lo es todo; a veces, la riqueza abundante trae consigo problemas. Hace que los clubes se vuelvan “perezosos”, convirtiendo en un deporte de moda una especie "mentalidad de Hidalgo," propio del presuntuoso pensamiento aristocrático que ayudó a socavar la España Imperial. ¿Por qué trabajar?, ¿por qué producir, cuando usted puede comprar? "Pan para hoy, hambre para mañana", que dicen los españoles.
Por el contrario, cuando no se tiene dinero, uno tiende a buscar otras soluciones más imaginativas y viables: coaching, desarrollo, construcción, competición. Soluciones que impactan en los clubes y en la selección nacional. Una aproximación más táctica, más técnica, más enfocada en la posición, más meticulosa en la preparación física, una visión global más profesionalizada, más detallada. Una filosofía. Ríete todo lo que quieras pero no es más que la realidad: un camino a seguir es vital. El Fútbol español hace cosas mal seguro, pero si echas un vistazo a las semifinales de esta semana, está claro que también hace cosas muy muy bien.
No todos los clubes españoles tienen un modelo claro y no son perfectos, pero la mayoría de ellos, tienen una identidad. A pesar de ello y en contra de lo que se pudiese pensar, esta identidad no es la misma para todos. Madrid, Barcelona, Atlético, Sevilla, Atlético y Villarreal no podrían ser más diferentes,  pero esa identidad es algo que trabajan para llegar a la meta. El trabajo realizado más allá de Madrid y Barcelona es también bueno. Hay buenos jugadores allí también, integrados en equipos por buenos entrenadores; entrenadores adecuados. Constructivos, inteligentes.
El año pasado, cuatro de los ocho entrenadores presentes en los cuartos de final de la Liga de Campeones, no sólo habían jugado y aprendido en España, sino que habían jugado juntos en los mismos equipos. Este año, cuatro de los ocho equipos que quedan en pie en el fútbol europeo son españoles y los cuatro españoles que cayeron lo hicieron a manos de sus compatriotas.
Cuatro de ocho y aún podría haber cuatro de cuatro.



http://www.espnfc.com/spanish-primera-division/15/blog/post/2861127/why-are-la-liga-teams-dominating-champions-league-and-europa-league 

Eventide H9 Max Multiefecto para guitarra

El otro día me encontré con esta magnífica disección del multiefectos para guitarra "Eventide H9Max" realizada por Russ Loeffler en la sección de "Expert Reviews" de un foro en el que participo. Me pareció tan interesante que la traduje y tras pedirle autorización a su autor -¡muchas gracias Russ!- se las cuelgo aquí para que, si les apetece, le echen un vistazo. 


A fondo: Eventide H9 Max Multiefecto para guitarra

Tengo que reconocer que afronté el exámen del Eventide H9 Max partiendo de un cierto escepticismo. Una unidad de multiefectos programables contenida en un único pedal era algo que se me hacía demasiado. Los modelos Eventide clásicos (como el "Time factor") tienen más de tres pulsadores y miles de perillas. Entonces, ¿cómo imaginar que este pedal de dos interruptores de pie iba a darme algo más que aquellos con menos?

En realidad, se hace necesario sumergirte en la parte de programación y de operaciones multifunción que incluyen los controles del pedal, para comprobar que entregan una sorprendente cantidad de control y de flexibilidad. Además, la posibilidad de sincronizarlo vía bluetooth a través de un dispositivo portátil o de un ordenador amplía su capacidad a otros niveles distintos.
 
Los procesadores de efectos

Eventide ofrece tres procesadores de efectos H9 Harmonizer: el H9, el H9 Core y el H9 Max. Los pedales son idénticos, pero sólo el H9 Max viene con 99 ajustes programables y preestablecidos que incluyen todas las unidades de efecto Eventide (Stomp boxes) con mayor éxito:
· Del “Time Factor” - 9 algoritmos de retardo + looper. · Del “ModFactor” - 10 algoritmos de modulación.
· Del “Picth Factor” - 10 picth + algoritmos de retardo.
· Del “Space” - 12 algoritmos de reverberación.
· La unidad H9 incluye efectos exclusivos - UltraTap, resonador, EQ compresor y CrushStation.

Estoy seguro que Eventide nos va a ofrecer nuevos algoritmos para ampliar los rangos tonales de la H9 Max con futuras actualizaciones de software y firmware. Los efectos de reverb, delay, modulation, pitch shifting y compression tienen, verdaderamente, calidad de estudio, que se vuelve especialmente espectacular en modo estéreo. El único efecto que no me pareció tan soberbio fue el de sonidos bajos/medios saturados. Los sonidos más extremos con una gran cantidad de saturación y efectos de octava sonaban bien, pero no reemplazaría el de mis pedales de overdrive (ni mis amplificadores de válvulas) con los sonidos saturados de bajo a medio CrushStation. Tal vez la próxima generación de algoritmos conseguirá algunos tonos más suaves, más cálidos, pero serán solo "suficientemente buenos", mientras que todo lo demás en esta unidad es excelente.

El Pedal

El pedal resulta diáfano a la vista y el diseño está bien pensado. Tomarse cierto tiempo para comprender los usos multifuncionales de los controles es esencial.

Parte frontal: Dos interruptores de pie, cinco pulsadores, y un botón "Hot" que tanto cliquea como gira.


Click image for larger version

Name: 9672699_800.jpg
Views: 1
Size: 58.4 KB
ID: 31729745
Parte trasera: Entradas y salidas estéreo de ¼ ", además de otra entrada de ¼" para el controlador de expresión. Inlcuye un puerto mini-USB para conectar a un ordenador u otros dispositivos sin capacidad de Bluetooth. 





Click image for larger version

Name: 9672694_800.jpg
Views: 1
Size: 11.6 KB
ID: 31729746
Parte lateral: Entradas y salidas MIDI.
Click image for larger version

Name: 9672709_800_400x300.jpg
Views: 1
Size: 14.5 KB
ID: 31729747


Enchufé la guitarra, conecté el H9 a mi amplificador y empecé a tocar. Entendí el funcionamiento del botón de bypass, el botón “hot” y los botones X, Y, Z inmediatamente. Sin embargo, el uso de las funciones múltiples que dispara el pulsador “Tap” no era tan obvia y requiere abrir el manual y la carga de la App Controller H9 para comprender completamente su funcionamiento.

El software

Si ya era escéptico respecto de una unidad que contenía “demasiadas cosas en un único pedal”, todavía dudaba más de que la aplicación del controlador Bluetooth H9 demostrara ser una herramienta de verdad y no sólo un truco. Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que comprobé la belleza del software y el control que ofrece sobre el pedal. He descargado la aplicación del controlador H9 en mi iPad y en el iPhone, y fue capaz de sincronizar ambos dispositivos al pedal sin ningún problema. El diseño de la aplicación es muy fácil de seguir, con el inconveniente de que el acceso a través del iPhone -con su pantalla más pequeña- a algunas configuraciones de pedales requiere moverse a derecha e izquierda para acceder a todos los controles.
En el iPad todos los controles se muestran en una sola pantalla y las lengüetas entre pantallas son visibles, así que ofrece una experiencia similar a la de un centro de control de estudio integral capaz de proporcionarte todo lo necesario para operar (y conocer) el Eventide H9 Max. Fui a la pestaña "Ayuda" en la pantalla y sobre la marcha estaba viendo tutoriales H9. Yo recomendaría sin duda, los variados tutoriales cortos Eventide H9 ... después de 15 minutos de visualización, tenía el mando de todo el sistema (controlador de pedal y aplicación Bluetooth). Tienes la opción de programar directamente con los mandos de pedal, pero también tienes la ventaja hacerlo visualmente a través de las aplicaciones de Bluetooth. Es mucho más conveniente que ir arriba y abajo a través de los menús en el pedal.
El software permite una programación más profunda de la que es posible obtener con los clásicos pedales Eventide (Stomp boxes). No voy a entrar en la configuración general, controlador de cinta, o funciones de los botones X-Y disponibles para la mayoría de los parámetros, ya que se explican mejor en los numerosos demos disponibles por Eventide y otros en YouTube.

El Sistema H9

Entonces, ¿cómo suena el sistema (me refiero al pedal)? La mayor parte de los ajustes preestablecidos son demasiado exagerados para mi gusto, ya que estaban destinados a destacar en un entorno de tiendas minoristas o para demostrar los extremos a los que puede llegar el pedal. Sin embargo, con el controlador de software los parámetros preestablecidos son muy fáciles de ajustar para obtener tu sonido. Para muchos de los ajustes preestablecidos, basta con bajar la mezcla Extremenes. Los preajustes son un buen punto de partida para comprender realmente lo que el H9 Max puede hacer. Puedes encontrar algunos clásicos de Pink Floyd y los parches de U2 y añadirlos a directamente a tus grupos favoritos preestablecidos, o utilizar los ajustes de fábrica como una plataforma para conseguir tus propios sonidos. 

Uitlicé el H9 Max a través de estas aplicaciones:

· Las guitarras eléctricas a través del pedal en un único amplificador o en dos amplificadores para estéreo.
· Cuerdas de acero y cuerdas de nylon con guitarras acústicas a través del pedal a un amplificador de guitarra acústica o PA.
· Las guitarras acústicas a través de la H9 y directamente a una consola de grabación.
· Rig de guitarras con distintos modelos de amplificador a través de los efectos de la H9 y directamente a las pistas de grabación.

Actuación en vivo

Mientras que inviertas algún tiempo trazando y programando tus ajustes preestablecidos no habrá problemas. Pero seguro que no quieres tener que cambiar (toggle) de arriba abajo a través de 99 programas en una acutación en vivo, sobre todo con una pieza de equipo recién estrenada. La capacidad para almacenar los grupos predefinidos es una ventaja esencial para el directo. Con la controlador/aplicación H9, es muy fácil organizar y almacenar grupos predefinidos en su iPhone o iPad. También puede limitar la gama de ajustes preestablecidos en el pedal. (Por ejemplo, se puede programar el pedal para desplazarse sólo de preselección 3 a través preestablecido 6). Echándole un poco de esfuerzo a la programación con el pedal o con la App Controller H9, este pedal se puede utilizar para múltiples aplicaciones y actuaciones. Otra de sus ventajas es que puede almacenar grupos predefinidos para blues, rock, jazz o concierto acústico.
También hay algunos retos con el límite de dos interruptores de pie. El pedal derecho requiere una espera de dos segundos para activar la función “Tap”. Yo siempre uso la marcación del tempo con efectos de retardo. El movimiento de ida y vuelta entre el modo “Tap” y la conmutación del programa requiere un poco de "juego" adicional sobre el pedal. También me gusta unir los efectos de retardo, coro, y trémolo en diferentes combinaciones sobre la marcha en lugar de simplemente encender un efecto cada vez. Supongo que es por eso que hay guitarristas que tienen dos pedales H9 en sus pedaleras.

En el estudio

El H9 Max puede ser incluso más adecuado para estudio que para actuaciones en directo. Aquí es donde tienes tiempo para profundizar en la programación y explorar algunos de los efectos de sonido extremos (que son impresionantes). Lo bueno es que uno se puede pasar horas de programación y almacenamiento de efectos y luego llevarte el pedal al estudio contigo. Un iPad le permite llevar en su propia estación de edición y programación en vivo a un escritorio de estudio, mientras que el pedal se queda en el suelo. Las funciones MIDI le permitirá sincronizar a la grabación de las pistas de baterías o loops. 

Conclusión

Estamos ante un pedal caro (700$). En cualquier caso con la adecuada dedicación de cierto tiempo para aprender a programarlo es una muy buena inversión. No necesitas ser un ingeniero de estudio para operar con el H9 Max, pero se requiere algo de trabajo con él antes de que puedas colocarlo en una pedalera o llevarlo a un estudio. En realidad, te recomiendo visionar alguno de las demos y tutoriales para este model H9 Max de Eventide antes de que consideres su compra. Creo que te sentirás más impresionado que intimidado cuando compruebes lo que este “pequeño” pedal es capaz de hacer. 


Ahí dejo enlace al artículo original 
http://www.harmonycentral.com/expert-reviews/eventide-h9-max-guitar-multieffect

Las Palmas Motown (II). Triumph. Royal Enfield. Bultaco y KTM

Con las Triumph ya Rafa y yo habíamos tenido un contacto directo hacía algunos meses. Un día fuimos al concesionario. Quería enseñarme una Tiger 800 XRx de la marca inglesa que le estaba causando unos "dolores" de barriga terribles, con los que terminé también yo tras ver una Yamaha FZ1 Fazer de segunda mano impoluta que llegué a pensar tenía mi nombre escrito. 

La verdad es que en este modelo de Triumph también me sentí muy cómodo. Los pies en el suelo y la sensación sentado al manillar fue magnífica. Con un motor tricilíndrico de 800 cc que da 95 caballos, he leído maravillas de ella en foros de internet. 



Además tienen este modelo en azul con el asiento 50 mm más cerca del suelo, para usuarios de menor altura.
Otro de los "bichos" estrella de la marca inglesa, la Speed Triple
Los modelos clásicos StreetTwin, bicilíndricos con 900 cc y 55 caballos. 

Una única Moto Guzzi 
Las Royal Enfield. Leo en su web que esta marca inglesa data de 1901. En 1949 abrieron una planta en la India. En 1967 la fábrica cerró en el Reino Unido pero la sucursal siguió produciéndolas ante la constante demanda de clientes hindúes. Desde 1995 es propiedad de una gran empresa automovilística india.


El mismo concesionario representaba también a Bultaco y si bien no vi ninguna moto, presentaban esta especie de bicicleta con motor eléctrico que anuncian en su web como "una combinación sorprendente entre el mundo de la moto y el de la bicicleta: propulsión eléctrica y experiencia física del pedaleo, independiente (no asistido), o la perfecta combinación de ambos sistemas."   La batería necesita tres horas para cargarse y ofrece una autonomía de entre 50 y 100 kms. dependiendo del modo de uso.


El precio supera los 5.000 euros
Por último en esta segunda entrega los modelos de la austriaca KTM. Todos los modelos son sobresalientes en su segmento, pero todas las KTM me resulta estéticamente feas. De esta primera he leído que las curvas son su zona predilecta.





Las Palmas Motown (I). Ducati y Victory

Hace un par de viernes me llamó mi amigo Rafa para ver si nos dejábamos caer por la "II Feria de la Moto de Gran Canaria Las Palmas Motown" que se celebraba en el parque de Santa Catalina entre los días 15 y 17 de abril. 

La verdad es que el hecho de haber ido el viernes por la tarde, nos regaló un recinto con no muchos visitantes que nos permitió movernos con comodidad entre los distintos stands de cada una de las marcas presentes.

Para mi sorpresa ni Honda ni Yamaha participaron en esta edición.

Ducati fue de las que puso bastante carne en el asador. Tenía motos expuestas tanto fuera como dentro del edificio Miller.

En primer término dos Multistrada 1200. 

Me subí a las dos. 

Sentado sobre la gris, no me llegaban los pies al suelo. Es el último modelo de Multistrada, la Enduro, y por eso mismo, es más alta que sus hermanas. Me subí a la roja y me encontré perfectamente cómodo en ella. La planta de los pies en el suelo y la posición de conducción maravillosa.
La Multistrada Enduro de frente

 La Multistrada 1200S de frente
Ya en el interior del edificio Miller, Ducati había desplegado los modelos más señeros de la marca. Desde las Panigale.....






Pasando por las Hyperstrada
Por las Multistrada "full equiped"

 Hasta los distintos modelos de Monster...

o de Diavel




Para terminar con los modelos Scrambler

 

"Victory Motorcycles" es un fabricante de motos norteamericano que empezó su producción en 1998. Es decir, comparado con Harley Davidson, Victory ha nacido ayer, pero no hay duda que la filosofía es muy similar. El motor V-Twin creo que lo incorporan todos los modelos de la marca












En Venezuela

El pasado 2 de abril el periódico británico "The Economist" publicaba un artículo sobre Venezuela titulado "Encuentra las diferencias". Es un documento importante ahora que sabemos que Hugo Chávez ha estado intentando subvertir nuestro orden constitucional financiando a Podemos para “llevar la Revolución a España y luchar contra el capitalismo”. 
 Ahí va traducido.
 
Encuentra las diferencias. Siguiendo el modelo Mugabe
La visita a un supermercado en Venezuela es como entrar en el skecth de la tienda de quesos de Monty Python. "¿Tiene leche?", el dependiente de la tienda niega con la cabeza. “¿Azúcar? No. ¿Café? No. ¿Jabón? No. ¿Harina de maíz? No. ¿Aceite de cocina? No. Pero vamos a ver, ¿tiene en venta alguno de los productos que el gobierno considera tan esenciales, que fija sus precios por debajo de lo que cuesta fabricarlos? No.”
Este es el “queso duro” del día a día para las masas que hacen cola con la esperanza de que un camión llevando algo, cualquier cosa, llegará. Yesenia, una señora de mediana edad de un pueblo cercano a Caracas, se levantó a media noche, se subió a un autobús con dirección a la capital, comenzó a hacer cola a las 3 am y todavía está allí a las 10h. "No es bueno estar aquí esperando de pie, al sol, sin desayunar, sin agua” "¿A qué cree usted se debe esta escasez tan severa?” "Mala administración".
Eso por decirlo suavemente. El gobierno venezolano gasta como un padre que en Navidad ha bebido demasiado ponche de huevo, subvencionándolo todo. Desde casas rurales a arroz. Y como no puede pagar sus cuentas, sobre todo después del desplome del precio del petróleo, pues imprime dinero.
Los cajeros automáticos en Caracas escupen billetes nuevos con números de serie consecutivos. La última vez que este corresponsal vio tal cosa fue en Zimbawe a principios de 2000. El FMI prevé que la inflación alcanzará el 720% en Venezuela este año, una cifra que Zimbawe alcanzó en 2006. En 2008 el país africano fue sacudido por una hiperinflación tan grave, que hasta los mendigos rechazaban ofendidos los billetes de mil millones de dólares de Zimbawe que les ofrecían.
¿Está Venezuela en la senda de convertirse en Zimbawe? A pesar de que son culturalmente muy diferentes, los paralelismos políticos existentes son presagio de mal agüero. Ambos países han sufrido bajo carismáticos líderes revolucionarios. Robert Mugabe ha gobernado Zimbawe desde 1980. Hugo Chávez dirigió Venezuela desde 1998 hasta su muerte en 2013. Su sucesor elegido a dedo, Nicolás Maduro, continúa su política, aunque sin la destreza ni el carisma de Chávez o de Mugabe.
Mugabe requisó grandes granjas industriales sin compensación, destruyendo la industria más grande de Zimbabwe. Chávez expropió las empresas por capricho, transmitiéndolo a veces en directo por la televisión. Despidió a 20.000 trabajadores de la empresa petrolera estatal, PDVSA, y los reemplazó con 100.000 leales a menudo incompetentes, algunos de los cuales empleó para confeccionar camisetas revolucionarias.
Mugabe perdió un referéndum en 2000, pero manipuló la elección siguiente para mantener a la oposición -más numerosa- fuera del poder. Los chavistas perdieron una elección parlamentaria en diciembre, pero han utilizado su control de la presidencia y la Corte Suprema para neutralizar a la –mayoritaria- oposición.
Mugabe reclutó una milicia de gentuza formada por "veteranos de guerra" para intimidar a sus oponentes. Chávez ha reclutado bandas de los barrios pobres, conocidos como “colectivos”, para aterrorizar a los suyos. El 5 de marzo, varios gángsters en motocicletas estuvieron rodeando la Asamblea Nacional –controlada por la oposición- y terminaron pintando en sus paredes consignas a favor del gobierno como “¡Chávez vive!”. Y la policía de pie, observando y mirando.
Sin embargo, la similitud fundamental entre los dos regímenes no reside en su común actitud macarra, sino en su ineptitud económica. Ambos creen que a las fuerzas del mercado se las puede llamar a la orden de ¡firmes! como a soldados en un desfile. En ambos casos, los resultados son similares: escasez, inflación y desplome de los niveles de vida.
Mugabe, que al igual que los chavistas profesa gran preocupación por los pobres, reguló los precios de varios productos de primera necesidad en la década de 2000 para que fuesen "accesibles". Desaparecieron inmediatamente de los estantes de los supermercados. Las subvenciones, que se supone deben hacer que el control de precios funcione, a menudo han sido objeto de robo en ambos países. Los proveedores, en lugar de vender los productos al precio oficial, prefieren venderlos en el mercado negro.
Policía antidisturbios al por menor.
Ana, una joven vendedora ambulante en Caracas, explica cómo funciona el sistema. Lleva en la mano una bolsa de detergente que se supone debe ser vendido por 32 bolívares. Lo compró por 400 y lo venderá por 600. Su negocio es ilegal, pero se lleva a cabo abiertamente en una plaza llena de gente. Cerca de allí, los vendedores ambulantes llegados de zonas rurales regatean los pañales ilegales. El viaje en autobús a Caracas es de 13 horas; vienen cada dos semanas.
En el exterior de un supermercado de propiedad estatal, una docena de guardias nacionales equipados con chalecos antibalas, porras y gases lacrimógenos impiden a una mujer embarazada la entrada. No es uno de los días de la semana que tiene asignados para ir de compras, explican. (Te dan dos.) Los clientes deben mostrar sus documentos de identidad para entrar en la tienda y sus huellas digitales deben ser escaneadas antes de comprar la ración de productos de precio controlado.
Sin embargo, estas medidas no son rival para la ley de la oferta y la demanda. Supongamos que usted está conduciendo un camión cisterna cargado con gasolina subvencionada. Se puede vender la carga legalmente en Venezuela por $ 100 o conducir a través de la frontera de Colombia y venderlo allí por $ 20.000. Los problemas de pago con la policía de fronteras son fáciles de solucionar.
Por otro lado, empresarios astutos encuentran maneras de evitar los controles de precios sin violar la letra de la ley. Cuando el precio del pan quedó sometido a regulación en Zimbawe, los panaderos agregaron frutas secas y lo llamaron "pan de pasas", lo cual los colocaba fuera de la lista de productos de precio controlado. Las empresas venezolanas han añadido ajo al arroz, el llamado "arroz con ajo" y lo venden a precios no regulados.
Toda estas leyes ridículas son las que están detrás de esta comedia amarga. Un jefe de una empresa venezolana recuerda el momento en que se agotó el suministro de papel higiénico. Llamó a un amigo que era propietario de una empresa de papel. El amigo le dijo que no podía venderle ni un solo paquete, pero que le podría vender un camión pequeño, de compañía a compañía. Costaba menos que el paquete que había pedido inicialmente.
Mugabe ha culpado durante mucho tiempo de los problemas económicos de su país a los especuladores, a traidores, a los imperialistas y a los homosexuales. Maduro tiene en su haber que no culpa a los homosexuales, pero insiste en que los capitalistas locales y sus aliados estadounidenses están librando una "guerra económica" en Venezuela. Esto es absurdo: en ambas economías, los ataques han venido desde sus propios gobiernos.
Con el tipo de cambio oficial más sobrevalorados, diez bolívares valen un dólar americano. En el mercado negro, el mismo dólar obtiene 1.150 bolívares. Zimbawe abandonó su moneda sin valor no mucho después de que la inflación mensual alcanzase el 80 mil millones % en noviembre de 2008. Los zimbauenses ahora usan dólares estadounidenses y otras monedas extranjeras. Los ingresos reales en Zimbawe se redujeron en dos tercios entre 1980, cuando se hizo cargo de Mugabe, y 2008. Se han recuperado parcialmente gracias a la dolarización y al desguace de algunas de las idioteces políticas del anciano.
Para Venezuela la lección es clara. Si se fracasa en el intento de conseguir un modelo económico mejor que el de Mugabe, las cosas sólo van a empeorar. La oposición venezolana está dispuesta a cambiar de rumbo. El despiste general del Sr. Maduro les ofrece una oportunidad. Maduro confiesa que está abordando la escasez criando él mismo sus propios pollos y lo mismo deberían hacer todos los demás.