El lobby gay


Nunca he estado de acuerdo con la adopción de menores por parte de parejas homosexuales y aunque creo firmemente que cualquiera de estas parejas puede criar a un menor exactamente igual de bien o de mal que una pareja heterosexual, siempre he pensado que todos tenemos derecho a tener un padre y una madre y que nadie puede privarnos de ello basándose en su personal orientación sexual.
Mi opinión es bastante simple.
Primero, en nuestro Ordenamiento Jurídico no existe el “derecho a adoptar”, sino que lo que se reconoce es el “derecho a ser adoptado”, es decir, ese derecho recae sobre el menor huérfano, no sobre los adultos y es el primero el único que puede ejercerlo y exigirlo. Este hecho lo desconoce mucha gente
Segundo, al tratarse de un menor, el Estado debe, en su nombre, velar para que sea entregado a una unidad familiar que garantice su desarrollo.
Tercero, como los hijos vienen de una relación entre hombre y mujer y como el 95% de las unidades familiares españolas están formadas por padre, madre e hijos, me parece que insertarlo en un entorno familiar idéntico al suyo –cuyo origen es un padre y una madre- es lo que mejor garantiza el desarrollo integral de los menores huérfanos.
Los modistos italianos Doménico Dolce y Stefano Gabbana, propietarios de la mundialmente famosa marca “Dolce & Gabbana”, afirmaban en una entrevista concedida a la revista “Panorama”, entre otras cosas, que “somos una pareja gay que dice no a la adopción por parte de parejas homosexuales. Cuando naces tienes un padre y una madre. Al menos debería ser así y por eso no me convencen lo que yo llamo “niños químicos o bebés sintéticos” en referencia a hijos concebidos a través de vientres de alquiler o in vitro por parejas gays.
El cantante británico Elton John ha montado en cólera al enterarse de la opinión expresada públicamente por los italianos y ha pedido un boycot a los productos de su marca. Vuestro pensamiento arcaico está pasado de moda, como vuestra ropa. Nunca volveré a llevar Dolce&Gabanna ¡Cómo se atreven a llamar sintéticos a mis queridos hijos!”, parece que ha bramado.
Sin entrar a valorar la intolerancia mostrada por Sir Elton John con los que no piensan como él, no hay duda que ha hecho prevalecer su orientación sexual, sobre el derecho de sus hijos a tener una madre. Lo mismo que el cantante puertorriqueño Ricky Martin negándoselo a sus propios mellizos. “Vuestras opiniones son demasiado poderosas como para estar esparciendo tanto odio”, ha criticado a los italianos.
Sin embargo, Dolce y Gabbana han recibido numerosos apoyos en la red de gente que defiende la libertad de expresión de los italianos y de todas ellas destaca una carta que les han enviado desde los Estados Unidos y que copio a continuación:
Estimados Dolce y Gabbana,

Saludos desde los Estados Unidos. Los seis firmantes de esta carta fuimos todos criados por padres y madres gays y lesbianas. Somos cinco mujeres y un hombre bisexual, aunque todos hemos criado a nuestros hijos con sus padres de sexo opuesto.

Queremos darles las gracias por haber dado voz a algo que aprendimos por experiencia: Todo ser humano tiene una madre y un padre, y apartarlos de la vida de un niño es robarle su dignidad, humanidad e igualdad.

Sabemos que los padres homosexuales aman a sus hijos, dado que nosotros queremos a nuestros padres y ellos nos quieren a nosotros igualmente. No obstante, hemos tenido todos la experiencia de primera mano de ver la dura reacción que sigue cuando se cuestiona la visión dominante de “la paternidad homosexual” como universalmente positiva.

Sabemos que los someterán a una tremenda presión, especialmente hoy cuando Italia y Estados Unidos están siendo empujados a ignorar nuestro derecho a tener una mamá y un papá, con el fin de complacer al poderoso lobby gay.

Nadie recibe ataques más feroces de parte del lobby que aquellos que viniendo de la propia comunidad gay, cuestionan sus políticas: los hijos de parejas homosexuales y los gays que los defienden (como ustedes dos).

Lo más probable es que muchos en la comunidad internacional traten de conseguir que sus espectáculos sean cancelados, censurados sus anuncios y destruida su reputación en internet.

Ustedes han demostrado ser extremadamente valientes. Ustedes han impulsado nuestra inspiración para preparar cartas y enviarlas a la Corte Suprema de los Estados Unidos en contra del matrimonio gay.

Queremos alabar su coraje y agradecerles su inspiración. También les imploramos que no se rindan cuando la reacción violenta crezca en intensidad. Si ustedes se retractan y se disculpan por lo que dijeron, los niños de hogares homosexuales serán aún más vulnerables y quedarán más desacreditados.

Es importante por nuestro bien, por el bien de los niños italianos, que no se disculpen ni capitulen. Por favor, apoyen la idea de que todos los niños necesitan estar unidos con sus madres y padres. Es un derecho humano.

Si podemos ayudarlos de alguna manera, por favor, háganoslo saber. No todos somos cristianos, pero queremos enviarles nuestras bendiciones y prometerles que desde ahora, seremos compradores para toda la vida de Dolce y Gabbana.

Heather Barwick, colaboradora de Federalista
Rivka Edelman, co-autora de “Jephthah’s Daughters: Innocent Casualties in the War for Family Equality”
Katy Faust, redactora en asktheBigot
Robert Oscar Lopez, co-autor de “Jephthah’s Daughters: Innocent Casualties in the War for Family Equality”
Denise Shick, autora de “My Daddy’s Secret”
Dawn Stefanowicz, autora de “Fuori Dal Buio: La Mia Vita Con Un Padre Gay”.

https://www.aciprensa.com/noticias/seis-hijos-de-parejas-gays-envian-carta-a-dolce-y-gabbana-gracias-por-defender-nuestro-derecho-46482/

 
Por cierto, cuatro o cinco días después de pedir el boycot de los productos de la firma italiana, el diario británico “Daily Mail” se preguntaba “Pero ¿ya se ha acabado el boycot, Elton?”, tras fotografiar al cantante británico en Los Ángeles con una bolsa de Dolce & Gabbana en la mano.

http://www.dailymail.co.uk/news/article-2999023/Elton-John-seen-LA-holding-Dolce-Gabbana-shopping-bag.html

En Tenerife


El pasado 2 de marzo, en la vecina isla de Tenerife, dos delincuentes armados,  encapuchados y con material para amordazar a las víctimas, han irrumpido en la casa de unos vecinos del municipio de Arafo a las 21:45 horas. Los moradores, un matrimonio de esos con más de 50 años de casados encima. Según leo en la prensa, él ronda los 80.

Ambos son zarandeados y golpeados violentamente por estos hijos de puta. Les exigen dinero, entregan lo que tienen, pero no es suficiente. Quieren más y comienzan a golpear a la esposa. Aterrado, el marido comenta que hay dinero en otra habitación. Cuando vuelve, regresa con una pistola en la mano. Sin mediar palabra, dos tiros. Uno al suelo y el otro, mortal, atraviesa la mejilla de uno de los asaltantes. El segundo miserable huye.

Ayer creo han dejado libre con cargos al vecino de Arafo.

¿Qué habríamos hecho cualquiera de nosotros en el caso de este matrimonio tinerfeño? 

Yo nunca me planteé ni siquiera la posibilidad de que los ciudadanos pudiésemos tener armas en nuestro poder y reconozco que fue sólo después de algunos años dejándome caer por un foro de habla inglesa frecuentado por pocas personas, entre ellos, doce o quince yanquis, que empecé a ver la vaina de otra manera.

Estaban más o menos en un 70-30, a favor y en contra, respectivamente, pero con el tiempo, leyendo sus argumentos y la justificación razonada que ofrecían, se me iba haciendo más difícil no entender sus puntos de vista. Se ajustaban precisamente al suceso ocurrido en Tenerife. 

Muchos norteamericanos creen que si dentro de sus casas son víctimas de una intimidación grave para sus vidas o para la de sus familias, están legitimados para eliminar esa amenaza de forma expeditiva, contundente e inmediata. Eso es lo que persiguen: acabar con lo que aterroriza a la familia cuanto antes, nada de disparos al aire. El derecho a erradicar el peligro extremo que se cierne sobre los tuyos, una vez asumiste que la ayuda externa podía –les basta la presunción- no llegar a tiempo. El rechazo a dejar la última posibilidad de defender sus vidas a cargo de terceros. En esos momentos, muchos yanquis piensan que los medios para garantizar su protección deben estar necesariamente en sus propias manos. Y a mi esto, hoy ya no me parece tan descabellado.

Se me ocurrió comentar que bueno, que por aquí, al no haber armas en poder de los ciudadanos, no existían tantos delitos como allí y que las probabilidades de que estas cosas ocurrieran no eran muy habituales. 

La mayor o menor probabilidad de que pueda producirse un suceso como este les resulta irrelevante. La sola posibilidad de que pueda ocurrirles a ellos les es suficiente para exigir el derecho a defenderse. “¿Tiene airbag tu coche?”, me preguntó uno. “Sí”, contesté. “¿Cuántas veces ha saltado desde que lo tienes?” continuó. “Ninguna”, repliqué, “¡pues eso!, basta con que se dispare una única vez para que puedas haber salvado la vida, da igual el índice de probabilidades de que ocurra un accidente. Está previsto para protegerte a la primera, cuando sea necesario”……como les ha ocurrido a estos vecinos. A pesar de que el autor de los disparos carecía de licencia y ni siquiera el arma se hallaba registrada, no queda más remedio que admitir que el hecho de que tuviese una pistola en casa, eliminó la amenaza de forma completa y definitiva. Si no llega a tenerla, tal vez habrían sido ellos los fallecidos o los gravemente heridos. 

También apunté que en su país, al contrario que por aquí, los casos de tiroteos indiscriminados en campus universitarios o en centros comerciales, eran frecuentes, así como el número de muertos y heridos por armas de fuego, pero igualmente fui rebatido. El individualismo propio de la idiosincrasia yanqui se impuso. “Me da igual que hayan muchos casos de tiroteos, mi derecho a defenderme está por encima del hecho de que otros puedan hacer un uso criminal de sus armas y de las víctimas que ese uso pueda producir. La protección de mi vida dentro de mi casa debe poder estar en mis manos por encima de cualquier consideración.”
 

Insistí alegando que el hecho de que el delincuente supiese que los ciudadanos disponían de armas, hacía que aquéllos buscasen otras más potentes y más sofisticadas, pero nuevamente, nunca mejor empleado, fui desarmado. “¿Puede un ciudadano tener legalmente armas en España?”. “No” respondí. ¿”Tienen los delincuentes en España la posibilidad de hacerse con armas”?. “Sí” musité……….”entonces, ¿qué más da el tipo de arma, si el delincuente puede fácilmente conseguir una con la que atacarte y tu ninguna con la que defenderte.” 

Por otro lado, ¿qué intenciones pueden albergar dos tipos que entran en tu casa de noche, con el rostro cubierto y armados? ¡Ninguna buena! ¿Qué podemos hacer los españoles en esos casos?

Cualquiera puede trasladar el suceso de Tenerife a su propia familia y ponerse en situación. 

Como no estás acostumbrado a verte inmerso en un trance de este calibre y como para los delincuentes es el pan de todos los días, ya estás en desventaja desde el principio. Ellos saben cómo desenvolverse y tu no, por lo que probablemente pronto puedas ser presa casi total del pánico. Imaginemos por un momento las pulsaciones a las que estaría latiendo nuestro corazón, con dos encapuchados armados en casa. Sigamos. Tu mujer con la nariz rota y sangre en la cara tras recibir una piña, a ti te encañonan y te exigen dinero mientras la hoja de un cuchillo está apoyada en la yugular de tu hija para que no tardes mucho en poner la pasta sobre la mesa. ¿Más?...... los de Tenerife llevaban cinta americana, así que maniatarnos, ensañarse con nosotros o violar a nuestras mujeres tampoco es descartable. Y entonces, llegados a este punto, si dispongo de una pistola  ¿tengo que controlar el extremo nerviosismo que me atenaza, con la única finalidad de valorar la forma en la que me defiendo del asaltante para que mi respuesta “sea proporcionada”? ¡Por favor!. Lo único plausible es que dispares una, dos, tres, siete veces para acabar con la situación cuanto antes y todas las consecuencias que puedan derivarse de esos disparos, deben consignarse, en mi opinión, en el debe del asaltante.

Aquí en España tenemos que correr a encerrarnos con llave en el cuarto de baño si no te cogen ellos antes. Tenemos que aceptar que nos roben, esperar encerrados a que buenamente decidan irse o aguantar hasta que llegue la Policía y yo, la verdad, para que nos vamos a engañar, lo que más me gustaría, como a muchos yanquis, es que la última posibilidad de defender mi vida dentro de mi casa, pudiese estar en mis manos. Esa "ultima ratio" debe estar en mi poder.







http://www.laprovincia.es/sucesos/2015/03/03/hombre-mata-tiro-ladron-robar/681413.html

Análisis egoísta

-->
Sin preámbulos.
Por un lado el socialismo español se desmorona. Después de décadas viviendo de una siglas, -PSOE-, bajo las que han solapado con éxito la identidad socialdemócrata que sus dirigentes impusieron al partido partir de 1975 cuando se rompe con el marxismo, cuando se abraza el capitalismo, la economía de mercado y el pluralismo político, resulta que la ficción se ha acabado abruptamente. La crisis ha parido a Podemos, un grupo de marxistas-leninistas, izquierdistas en sentido estricto, que aupado por medios de comunicación va a robarle al PSOE gran parte de su electorado, que ahora, -qué casualidad que gobierna el PP-, siente renacer su hasta hace poco durmiente vis revolucionaria.
El secretario general del PSOE cabalga un jamelgo desbocado por las maquinaciones insidiosas y las traiciones generadas desde su propio entorno.
Alguna prensa habla ya de fractura en el partido entre los favorables a pactar con Podemos y los que quieren hacerlo con el PP.
Zapatero y Bono reuniéndose en secreto con Pablo Iglesias, para a continuación hacerlo con Raúl Castro y con Evo Morales, en un guiño evidente a su parroquia señalándole una abierta disposición a formar un futuro y nuevo Frente popular, que, para qué engañarse, nada bueno augura.
Rubalcaba maquinando con Pedro Sánchez para regresar al partido al centro del espectro político que es donde se sitúa la voluntad de la mayoría de los españoles, orquestando el derribo fulminante de Tomás Gómez y considerando seriamente la posibilidad de un pacto de Estado con el PP que impida la más que probable desaparición del partido.
Felipe González trajinando para que Andalucía con Susana Díaz no deje de ser el vivero de votos que asegura la victoria o reuniéndose con Corcuera, Barrionuevo y Leguina “preocupados por las encuestas que sitúan a Pedro Sánchez detrás de Podemos”.
En definitiva, el principal partido de la oposición desarbolado, crujiendo sus cuadernas y transmitiendo una sensación de desunión y de revuelta interna, que resulta peligrosa para la estabilidad política que necesitamos y que difícilmente permiten considerar a Pedro Sánchez como una alternativa medianamente realista de gobierno.
Luego Ciudadanos, que liderado por Albert Rivera sólo aporta juventud y bastante sentido común, pero carece de cuadros dirigentes con los que afrontar el complicado reto de dirigir España, así como de estructura que le permita estar presente en todo el territorio nacional.
Rosa Díez con Unión, Progreso y Democracia parece que no termina de despegar y que sigue sumida en una especie de quiero y no puedo.
Finalmente tenemos a los marxistas de Podemos que ofertan lo mismo que Syriza, esto es, promesas de ingentes cantidades de un maná rebosante de azúcar y miel para todos que, eso sí, ya pagarán otros. Es decir, recetas que la Historia ha demostrado conducen a la miseria completa. No hay nada más que fijarse en el éxito del señor Tsipras en las negociaciones con la UE, para darse cuenta de lo que nos esperaría con su homónimo español al frente de nuestro país. Podemos también está huérfano de lo mismo que Ciudadanos: cuadros y estructura. La posibilidad de un gobierno dirigido o con la participación de populistas abiertamente comunistas me resulta aterradora. Basta comprobar la desazón que la sola declaración pública de esos compromisos genera en los índices que miden la confianza de cada país, valoraciones que son la referencia a que acuden aquellos que desean invertir en nuestro país o acceden a prestarnos dinero, antes de darnos el sí.
Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias comparten sin embargo un denominador común: ninguno de los tres ha gestionado en su vida ni un euro público. Su experiencia de gobierno es nula. Si alguien tiene un problema de corazón no acude a un médico que acaba de terminar el MIR, sino que buscará un galeno con experiencia acreditada. Lo mismo cuando se trata de elegir un taller para llevar el coche a reparar. Uno pregunta y se informa acerca de la solvencia técnica del que resulte finalmente elegido, pero lo que no hace es ponerlo en manos de un recién salido de la escuela de mecánica.
Podrá no gustarnos el PP, Rajoy resultarnos repulsivo, podremos estar de acuerdo con que las políticas de austeridad están dando resultado o no y así "ad infinitum", pero es el único que a día de hoy asegura la estabilidad política que necesitamos para seguir con paso firme la senda de crecimiento en la que estamos inmersos. Ni Pedro Sánchez por el momento que vive su partido, ni Albert Rivera y mucho menos Pablo Iglesias, son capaces de transmitir la imagen de solvencia, de responsabilidad y de confianza internacional que, guste o no, viene recuperando nuestro país desde 2011 y la elección de cualquiera de ellos, objetivamente, pone en serio peligro lo logrado hasta hoy.
Voy a copiar el comentario de un forero con el que coincido desde hace años porque desde el rechazo, -comprobarán que va directo a la yugular del presidente-, se dirige a otro forero sin opinar, sino sólo exponiendo hechos objetivos, ciertos, reales y mensurables. Creo que disecciona perfectamente la situación: el PP es lo único sólido y estable,  Rajoy es lo menos malo para el futuro de nuestros hijos
“Es como ayer, cuando oía al representante de IU-Los verdes hablando en el debate del Estado de la Nación. Parecía que medio país vive bajo un puente. Dibuja una sociedad en estado de precariedad absoluta, con esos ….no sé cuantos millones de parados. ¿Se puede ser más cenutrio? Con millones de parados y crisis galopante, date un paseo por los grandes centros comerciales; intenta coger mesa en los restaurantes, cafeterías en una isla como ésta –para hablar de algo que tenemos cerca y cuya realidad es conocida-, con un paro (en cifras oficiales) por encima del 30%.  ¿Pero a quién cree que le está contando esas historias? Sabemos cuál es la realidad y lo único cierto es que nuestro Gobierno, cuyo Presidente (que me parece bastante despreciable –su actitud en los casos de corrupción de su partido, en los que él ha colaborado activamente, por ejemplo, borrando discos duros de ordenadores requisados judicialmente, me parece repulsiva-) está haciendo lo que se tenía que hacer. Lo que han hecho Portugal o Irlanda y lo que va a tener que hacer Grecia, porque la alternativa sí que es catastrófica. Lo de Syrisa  es un brindis al sol y los mirlos blancos no existen. Por eso, Podemos es un bluff, un canto de sirena con un programa surrealista y que está captando el voto del descontento popular. Que sí, que apetece darle una patada en el culo a unos y a otros, a mí también, pero pienso en mis hijos y prefiero la senda de recuperación que lleva ahora mismo el país que las soflamas irrealizables con que Podemos está engañando al votante descontento. Y digo engañando, sí, porque si ellos mismos se creen que son realizables entonces sí que tenemos un problema de verdad.  Afortunadamente, Grecia les va a mostrar el camino y en ningún caso va a ser su ruta electoral. Al tiempo.

¡Pues eso, al tiempo!

Jactancia


Me he encontrado otra editorial del diario "The Economist" del 21 de febrero, titulada "Outgamed" que me resultó interesante. La traducción del título me costó proporcionalmente mucho más que la del texto entero. Hace referencia a la reunión mantenida el pasado viernes entre Grecia y el Eurogrupo en donde finalmente los griegos aceptaron los términos propuestos. Ahí va.....


 Jactancia

Según los estándares de la zona euro parecía un asunto benditamente sencillo. A las relativamente civilizadas 20:30 del viernes por la noche el Eurogrupo de ministros de Finanzas de la zona euro acordaron extender el segundo rescate de Grecia, -que expiraba el 28 de febrero-, por cuatro meses. Un acuerdo que a duras penas apenas se esperaba. Dos reuniones anteriores mantenidas por el Eurogrupo no terminaron bien y una disputa entre el gobierno griego y el alemán el 19 de febrero echaron más leña al fuego. Jeroen Dijsselbloem, el presidente del grupo, comenzó ayer rebajando las expectativas. Pero por la noche, después de haber promovido con éxito negociaciones entre los griegos, los alemanes y la Comisión Europea, describió el resultado como "muy positivo". (Parece ser que el reciente incremento de la fuga de depósitos de los bancos griegos, en parte, pueda haber forzado a Atenas a torcer su brazo). La extensión desbloquea la financiación que Grecia necesita para mantenerse a flote en los próximos meses y, al menos por ahora, acalla el debate sobre su salida del euro.

Esa es la buena noticia. Pero los euro-pesimistas no tienen que buscar mucho para impulsar ese debate. Las dudas comienzan con los términos del acuerdo de la noche del viernes. Para el lunes el gobierno griego debe presentar una lista con las reformas que pretende llevar a cabo bajo las condiciones establecidas por el nuevo rescate. La Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI, antes conocidos como la "troika" y que ahora se llaman las "instituciones" –un gesto a favor de la sensibilidad semántica de los griegos- deben dar su asentimiento a aquéllas. Si no lo hacen, el propio Yanis Varoufakis ha dicho que "el acuerdo está muerto". Los acuerdos permiten, al menos, que los griegos puedan recuperar cierto control respecto de las políticas que se aplican en su país, pero en realidad es probable que tengan que hacer algunas concesiones dolorosas, sobre la reforma de pensiones por ejemplo. Será un fin de semana de ajetreo en Atenas.

Pero el gobierno del Sr. Varoufakis tiene también  un variopinto electorado al que satisfacer: la opinión en casa. Alexis Tsipras, el primer ministro, fue elegido por su promesa de acabar con los rescates y por su compromiso de dejar atrás las políticas austeridad. Yanis Varoufakis ha pasado las últimas semanas buscando un "acuerdo puente" como alternativa explícita a una extensión de rescate. Es difícil conciliar las promesas realizadas con el acuerdo suscrito la noche del pasado viernes. Grecia no ha conseguido ningún cambio en los términos de su deuda épica, que se sitúa en más de 175 % del PIB. Su gestión continuará siendo supervisada por las instituciones anteriormente conocidas como la troika. Está obligada a detener la aprobación de cualquier medida que pueda socavar los objetivos fiscales fijados y esto torpedea la línea de flotación de su programa electoral que incluía todo tipo de promesas de gasto.

Los miembros de línea dura del partido del señor Tsipras encontrarán todo esto difícil de digerir, al igual que los griegos que pensaban que habían votado a favor de la ruptura. "Los griegos, sin duda tendrá dificultades para explicar el acuerdo a sus votantes", fue el veredicto poco cortés de Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas de Alemania y feroz adversario de Grecia en las negociaciones de las últimas semanas. No duden que el señor Tsipras intentará magnificar la mayor parte de los pocos premios que Grecia ha obtenido, incluyendo el permiso para ejecutar una política fiscal un poco más suelta y, con suerte, una decisión del Banco Central Europeo para permitir el uso de la deuda pública griega como garantía.

Aun suponiendo que la plancha elimine las arrugas, Grecia aún se enfrenta a una restricción en la financiación inmediata. Los fondos de rescate sólo serán liberados tras una "revisión" de las disposiciones fijadas por el rescate financiero, lo cual, según el acuerdo, no va a ocurrir antes de finales de abril. Y Grecia ya estaba bajo presión financiera. Debe devolver al FMI un crédito por importe de 1500 millones € a mediados de marzo, y los ingresos fiscales han caído en picado en las últimas semanas. El gobierno ha llegado al techo de 15 mil millones € en la emisión del Tesoro impuesto por la troika, y no había ningún indicio ayer por la noche que pudiese elevarse. Los próximos dos meses serán verdaderamente dolorosos.

Sin embargo, las turbulencias de las últimas semanas pueden llegar a ser recordadas con cariño ante los problemas que están por llegar. Grecia no será capaz de volver a los mercados de capital cuando la extensión de rescate expire a finales de junio, y por lo tanto tendrá que asegurar un acuerdo de financiación a largo plazo con sus socios de la zona euro antes de ese momento. La mayoría hablaría en este caso de un tercer rescate, pero el término preferido del señor Varoufakis suena más a sol a y a buen tiempo: "contrato para la recuperación y el crecimiento". Independientemente de la nomenclatura, los términos del acuerdo serán extremadamente difíciles de solucionar. La condicionalidad que los alemanes y otros exigirán y el precio de un mayor apoyo proveniente de la UE, se aplicará directamente en contra de las promesas de Syriza de cortar las cadenas que atan a Grecia a sus acreedores. A diferencia del segundo rescate, este acuerdo será "propiedad" de Tsipras; no podrá culpar a su predecesor por ello. Y el plazo llega en el peor momento posible para los griegos porque enfrentan amortizaciones de bonos por valor de casi 7 mil millones € en julio y agosto. Este es el motivo por el que originalmente habían buscado una extensión de seis meses. Tsipras puede sentirse obligado a consultar el resultado de las negociaciones en un referéndum o a convocar a nuevas elecciones.

En medio de las fricciones que ha vivido el euro en las últimas semanas, hay otra moneda que ha sido devaluada: la de la confianza. Los alemanes y los otros países tal vez fueron culpables al pretender demasiado en tan poco tiempo de un partido elegido por las promesas explícitas de romper con las viejas costumbres, pero Syriza se lleva la peor parte de la culpa. Ha postureado y provocado, haciendo referencias al pasado nazi de Alemania, ha puesto en riesgo a sus aliados potenciales en la lucha de éstos contra la austeridad. Ha manejado muy mal la negociación de la extensión de rescate, pretendiendo dar lecciones a sus socios de la zona euro cuando debería haber buscado techo para refugiarse. Y al final de todo esto, resulta que vendrán nuevas conversaciones que serán más dolorosas y que la capacidad negociadora de Grecia está más limitada de lo que podría haber sido.

Dijsselbloem, un hombre normalmente no dado a la elocuencia, lo expresó mejor: " La confianza llega a pie, pero se va a caballo” 


Syriza/Podemos

-->

Hablando en román paladino, el señor Tsipras viene a decirnos que aunque Grecia nos debe dinero, no sabe cómo nos lo va a devolver, ni siquiera sabe si finalmente va a hacerlo, pero nos informa que ha dado marcha atrás a gran parte de las medidas de austeridad adoptadas por su antecesor con el objeto de garantizar el pago de esa deuda y a la vez, nos pide no olvidemos que necesita le prestemos más dinero aún, eso sí, este nuevo préstamo debe hacerse bajo las condiciones que el propio gobierno griego establezca.

Creo que cualquiera que se encuentre con que su deudor le viene con estas pretensiones, no vuelve a fiarle un duro y le da con la puerta en las narices. Menos aún si se entera de en qué y cómo se ha gastado lo prestado.

Todos los datos en términos anuales.

Olvidando el asunto de las cuentas falsas que remitieron en su día a la UE y dejando de lado el hecho de que Grecia sea uno de los tres únicos países de la OTAN, -los EEUU, el Reino Unido son los otros dos- que cumplen con la recomendación de la Alianza de destinar el 2% del PIB a Defensa, -ni Francia invierte tanto- resulta que la Renfe griega ingresa 100 millones de euros y gasta 400, que el salario medio de un empleado de los trenes helenos alcanza los 66 mil euros, unos 4.700 al mes, que menos de 5 mil de ellos declaran ganar más de 100 mil euros mientras que en España tributan por ese salario 200 mil ciudadanos, que el metro ateniense ingresa por venta de billetes 90 millones de euros y gasta 500, que más de 600 profesiones están catalogadas como de “alto riesgo para la salud”, permitiendo la jubilación a los 55 o 60 años, incluyendo trabajos tan peligrosos como el de peluquera, locutor de radio o camarero, que sólo 324 atenienses reconocieron en su declaración de la renta poseer piscina en su domicilio y que investigaciones de la agencia tributaria griega utilizando satélites descubre que son casi 17 mil viviendas las que cuentan con una, que además afloran 40 mil casos de fraude en las pensiones, incluyendo decenas de miles de hijas de funcionarios solteras o divorciadas, cobrando la de sus padres fallecidos, que tienen una línea de ayuda económica para casi 40 mil mujeres con un coste de 550 millones de euros, funcionarios con jubilación a los 40, con pluses por hablar una lengua extranjera o por llegar puntual al trabajo o por utilizar un ordenador, con jardineros cobrando extra por trabajar al aire libre. Dos terceras partes de los médicos griegos declaran ingresos inferiores a 12 mil euros al año. Cientos de comités adscritos a la Administración pública para gestionar diversos asuntos como el encargado del lago Kopais, sin agua desde 1935……… y, ¿quieren más dinero……bajo sus propias condiciones? ¡Pero tu de qué vas Tsipras!

Todos estos datos están publicados aquí:

Y bueno, aquello de que la culpa de la situación que vive Grecia la han tenido “las políticas de austeridad, los manejos de los mercados financieros y la dictadura usuraria de los prestamistas internacionales”, ¡pues vale, podría ser que sí!, pero suena muy poco creíble a la vista de la alege prodigalidad con que se han conducido gestionando el dinero de otras personas.

Y entonces, no sé cómo, llegué a una editorial titulada “Más cerca del precipicio” del martes 17 de febrero en el británico “The Economist”, un diario que según Wikipedia se viene publicando regularmente desde septiembre de 1843. Cierta “auctoritas” creo innegable reconocerle.

El artículo arrancaba con un demoledor “Eran 18 contra uno el pasado 16 de febrero por segunda vez en menos de una semana”.

Aquí copio la traducción de los dos últimos párrafos de esta editorial:

A pesar de este sentimiento optimista del pueblo, -Tsipras tiene una nivel de aprobación de entre el 74% y el 79%- los griegos siguen sacando sus ahorros de los bancos locales, aunque a un ritmo más lento que antes de las elecciones de enero. Los depósitos se han reducido en más de 3000 millones de euros en las últimas dos semanas, después de haber retirado alrededor de 12 mil millones de euros en enero y 4000 millones más en diciembre. Esta actitud de los ahorradores griegos refleja los temores a una crisis financiera similar a la sufrida por Chipre en 2013, cuando el Banco Central Europeo dejó de brindar la asistencia de liquidez de emergencia (ELA). Las entidades financieras griegas están hoy mejor capitalizadas que lo que lo estaban sus colegas chipriotas, pero todavía dependen de inyecciones semanales del fondo de liquidez (ELA). Algunos banqueros temen que, si el BCE no está dispuesto a aumentar el flujo de fondos de emergencia, Grecia se verá obligada a seguir el ejemplo de Chipre y deberá imponer controles al capital. El gobierno de Syriza ya se ve corto de dinero. Los ingresos tributarios de enero estuvieron un 20% por debajo del objetivo previsto. El superávit presupuestario primario (es decir, antes de intereses de la deuda) se quedó corto por casi el 60%. Los planes para abolir el impopular impuesto sobre la propiedad y aumentar el umbral para el pago de impuesto sobre la renta reducirá aún más los ingresos. El riesgo de que Grecia se quede sin dinero en cuestión de semanas en lugar de meses está creciendo día a día.  

Como decía el ministro de economía alemán, el señor Schäuble, “las promesas a costa de terceros no son realistas”.

La frase de Schäuble define perfectamente la esencia, el poso populista que rezuma la oferta política de Syriza y de Podemos y gracias a Tsipras muchos españoles lo estamos comprobando al ver que las perspectivas reales, tangibles a corto plazo de sus políticas para Grecia son  desastrosas y sólo auguran un futuro aterrador que nadie con un mínimo sentido común querría para su país y para sus hijos. Más fuga de capital, más huída de la inversión, mayor temor del pueblo a perder los ahorros, aumento de la prima de riesgo, del desempleo, aislamiento internacional, la posibilidad de salida del euro para volver al dracma, en definitiva, la quiebra absoluta.

Pablo Iglesias en Atenas, a donde había ido a apoyar a Tsipras, dijo  que "en este país las cosas pueden ir a mejor con Syriza, se merece un presidente griego, no subordinado a nadie, un presidente patriota que defienda los derechos de los griegos y negocie con sentido común".

No parece que los presagios del líder de Podemos se estén cumpliendo, más bien ocurre lo contrario.  Tsipras y Varoufakis se han visto obligados a recular en todas las reuniones que ha mantenido con la UE. 

Ayer día 19, Grecia ha presentado una nueva propuesta manifestando además que acata todo aquello que a principios de esta semana aseguró que ni con una pistola en la sien aceptaría. A las pocas horas, Alemania, tras echarle un ojo al documento, ha dicho que resulta insustancial. ¡Más agua fría!

Hoy día 20 se debate esa nueva propuesta griega. La reunión aún no ha comenzado al escribir esto, pero los titulares de los principales diarios económicos anuncian que "Bruselas cree que no habrá acuerdo sobre el rescate de Grecia", "Der Spiegel afirma que el BCE está preparando la salida de Atenas del euro", "El Eurogrupo ve muy difícil llegar a un acuerdo hoy"

El 28 de febrero expira el programa de asistencia financiera que los mantiene respirando.........

Al pueblo griego no le queda otra que asumir y sufrir las consecuencias derivadas de la desastrosa gestión protagonizada por los representantes políticos que  democráticamente eligieron. El mismo padecimiento que vienen sufriendo los portugueses, los irlandeses o los españoles por culpa de los suyos

¿Quién tiene que devolver los préstamos que España solicitó para construir los 3.500 aeropuertos que tanto falta nos hacían? ¡Pues los españoles!


Maratón Disa 2015



Hace un par de domingos salí con la moto y cuando llegué a la altura del Parque de San Telmo, me encontré con 17 millones de personas corriendo por la calle. Luego me enteré que se celebraba una prueba de Maratón patrocinada por la empresa Disa. 

Dos modalidades principales. Maratón y medio maratón. 42 y 21 kilómetros respectivamente. Y una prueba más de sólo 10 kilómetros. El centro de la ciudad se convirtió en un circuito de 21 kilómetros bastando una vuelta para completar el medio maratón. Y, lógicamente, dos para el maratón entero.

Nunca pensé que pudiese haber tanta gente en la ciudad interesada en participar en un evento deportivo de esta dureza, pero a medida que iba sacando fotos me daba cuenta que los participantes tenían una variada procedencia. Como estaba con la moto, resultó muy fácil ir hacia adelante y hacia atrás, a lo largo del recorrido de la prueba.

Por un lado comprobé que había numerosísimos extranjeros. Daneses, suecos y finlandeses sobre todo, pero también algunos escoceses e ingleses. Las enseñas  nacionales en sus camisetas los delataban. Por otro, todo el resto de españoles. Entre éstos, miembros de clubes de atletismo de la isla, de clubes de otras islas del Archipiélago y de otras partes de España, que se habían desplazado a Gran Canaria atraídos por el prestigio de la prueba. Militares pertenecientes a distintas armas de nuestro Ejército. Finalmente, toda una pléyade de participantes de lo más variado. Desde los que corrían toda la prueba disfrazados, algunos con espada de pega en mano, hasta los que reivindicaban en sus camisetas la carretera para La Aldea, pero lo que más me sorprendió fue ver el elevado número de gente mayor que se había inscrito en el evento. De algunos de ellos me pregunté cómo era posible que se hubiesen atrevido a afrontar semejante esfuerzo. 

En fin que por lo que he oído la prueba fue un éxito no sólo de participación, sino también en los aspectos organizativos. 

Yo suelo correr  tres días en semana, media hora en cada ocasión. En esos treinta minutos hago unos cinco kilómetros y algo, más o menos a unos 5' 45" por kilómetro. La verdad es que lo llevo haciendo desde hace ya unos cuantos años. 

En 2012 empecé a utillizar una aplicación de la casa Nike que, con un sensor colocado entre la lengüeta de la playera y el empeine, se conecta con un Ipod y registra tiempo, distancia recorrida y calorías quemadas. Desde entonces a hoy he corrido más de mil kilómetros. En febrero de 2013 ya era capaz de estar trotando durante casi una hora rozando los diez kilómetros, hasta que en julio de ese año, después de hacerme un análisis, el ATS que me atendió me comentó que treinta kilómetros a la semana era quizás algo excesivo y que para mantener el cuerpo medianamente en forma, -que es lo único que busco- bastaba con la mitad y desde entonces me limito a ese tiempo. La verdad es que no me gusta nada correr, no me resulta divertido y casi siempre se me hace cuesta arriba hacerlo, pero es lo que hay. 

Total que aquí está el vídeo montaje que he hecho con las fotos que tiré aquel día y con la banda sonora que monté al efecto con el ordenador. 




De todas formas, la isla se ha visto infectada de unos años hacia acá por una especie de "fiebre corredora", que ha intoxicado a multitud de personas. No hay evento de este tipo que no atraiga miles de inscripciones, organizándose pruebas por los más variados motivos.

El próximo mes de marzo se celebra la "Transgrancanaria 2015", una carrera que atraviesa la isla de oeste a este y de norte a sur, dependiendo de la categoría elegida. En esta prueba son cinco: 17 kms, 32 kms, 44 kms, 83 kms y 125 kms...............para estas dos últimas categorías, la organización exige certificado médico. Pero lo sorprendente es que ¡no hay ni una sola plaza libre en ninguna de las cinco categorías!. 

El próximo abril, tenemos la "Carrerra de las empresas" otra prueba "pa'correr" por la ciudad,  esta vez organizada por el periódico regional Canarias 7 y a cuyos participantes se les exige formar parte de la misma entidad.........Mi jefe me preguntó si me interesaría apuntarme pero decliné amablemente el ofrecimiento. Prefiero ir a tirar fotos








Squeezing








In their last elections, Greeks, as someone pointed out, didn't vote to switch their country for a different one. They only voted to change the Government of the country. Those compromises, those agreements signed by former democratically elected Greek Government obliges the next party ruling the country. Pacta sunt servanda

Greece's economic policy..... I mean.......some examples I found out in a 2011 article.

Greek public railways employees average salary exceeded 66,000 euros a year. And this includes cleaners and other low-skilled workers. The Athens subway collected about 90 million in tickets every twelve months, while its total cost was more than 500 million per year. About 600 different professionals were able to get retirement at the age of 55 or 60, getting 96% of their final salary as their pension. Hairdressers, waiters, musicians, radio broadcasters or massage therapist are among those jobs considered high risk to health. Less than 5,000 Greek taxpayers, in a 12 million population, admited incomes of more than 100,000 euros a year (in Spain , with 45 million inhabitants, there are about 200,000 contributors at this level). Greece found 40,000 cases of Pension Fraud.

The public railway company earn 100 million euros per year. In return ,spends 400 million in wages and $ 300 million in other expenses http://www.nytimes.com/2010/07/21/business/global/21rail.html?_r=0


"Tens of thousands of unmarried or divorced daughters of civil servants collect their dead parents' pensions, weighing on a social security system experts say will collapse in 15 years unless it is overhauled" http://www.reuters.com/article/2010/04/28/greece-waste-idUSLDE63R0QZ20100428 This one is worth a read

In Athens just 324 residents checked the box on their tax returns admitting that they owned pools. Tax investigators studied satellite photos of the area and came back with a decidedly different number: 16,974 pools. http://www.nytimes.com/2010/05/02/world/europe/02evasion.html?pagewanted=all
It is not a matter of "squeezing" anybody, but to expect people meet compromises freely accepted. Economic growth? No at all, it seems they've been happily spending other's people money.

What is unacceptable, IMHO, is that the debtor seeks to change previous agreements to impose its new conditions on the creditor against its will, while at the same time he pulls back those meassures adopted in order to guaranted that the debt would be paid and at the same time he is also asking for more loans.......

"Yes I know my debt is 175% of my GDP, I don't know how I'm gonna pay you back or even if I'm gonna do it. On the other hand, I want you to know that I'm gonna rehire fired civil servants, I'm gonna cancel public companies privatisation, I'm gonna introduce a big rise in the minimum wage and please, don't forget I need you to loan me more money."

The Greek debt to Spain is 26 billion euros. That was our economic share to rescue the Greek economy. 66 billions to Germany. 49 billions to France. 43 billions to Italy

You've got problems to pay us back? OK, don't worry, let's have a talk about it, but make no mistake, you are not in position to make demands and what is out of any question is that Greek population is gonna suffer hard times just because of their politicians freely elected by themselves.