Dos domingos de fotos


Antes que nada: las fotos se pueden ver todas seguidas, a pantalla completa, picando dos veces en ellas.

Hace un par de semanas no tuve tiempo de descargarlas en el ordenador y ayer cuando vacié las que había sacado este último domingo me las he encontrado. 

No recuerdo cómo pero estaba por Telde buscando un cajero automático. Un hombre leyendo el periódico mientras le limpiaban los zapatos en la plaza de San Gregorio.

La verdad es que la zona estaba muy agradable. Pensaba desayunar algo por allí, no serían las nueve todavía, pero la churrería estaba tan concurrida que me subí en la moto y seguí hasta Carrizal. Aparqué cerca de la puerta de un bar, entré, mixto de jamón y queso, cortado y ¡deme la cuenta por favor! 

Seguí hasta el Cruce de Sardina y por allí pa'rriba subí. Todas estas fotos son de por ahí. El día..............¡espléndido!
Los puntitos blancos que se observan en la foto anterior, a mitad de imagen a la izquierda, se ven más claros en esta que disparé un poco más adelante.  

El mirador está a 50/60 metros más o menos desde ese muro de piedra que se ve detrás de la moto. El acceso estaba en pésimas condiciones y desde luego, casi impracticable para personas mayores. Tiré un par de fotos más y seguí hacia arriba.  

Al fondo, en la cumbre, los repetidores de radio y televisión 

Y aquí los repetidores, un poco más adelante en la ruta, con mi magnífica lente nueva. Seguro que alguno de mis escasos lectores nunca los había visto tan cerca. 


A partir de aquí, mucha curva pero muy poco tráfico, así que como iba bastante despacio tenía tiempo para buscar algún encuadre interesante. En una de esas en las que iba a 20 por hora, miré hacia atras a la salida de una curva y tuve que parar para disparar estas dos. Los perfiles afilados de los lados del barranco me encantan.



Dejé atrás La Sorrueda, luego Santa Lucía y tiré hacia Fataga. No habían pasado diez minutos en dirección Sur, cuando vi esta casa. Paré a un lado de la carretera y estuve sacando fotos un rato. Entonces recordé lo molesto que es volver a la capital desde Maspalomas por la pista con mi moto. Volví sobre mis pasos en dirección San Mateo para bajar por la carretera del centro. 
La zona de acceso al Roque Nublo estaba llena de gente. El Monje en lo alto y...
esta vivienda insertada entre tres piedras inmensas casi al fondo del barranco.
Y bueno, como ya eran más de las once y pico de la mañana, el volúmen de tráfico había aumentado considerablemente.



Estas ya son de el pasado domingo. Había leído en el periódico que Vegueta se iba a llenar de alfombras celebrando el Corpus Christi. 

Esta casa de la calle de La Pelota era propiedad de la familia de un amigacho de los de toda la vida. Hoy está restaurada y tiene otros dueños, pero hace veintipico años estaba completamente abandonada.

La casa por dentro era enorme. Tres plantas con una amplia azotea. Multitud de habitaciones y cuartos. Casi ninguna ventana tenía cristal. Ni luz, ni agua y hasta había un agujero en el centro de una habitación que dejaba ver el piso inferior, pero nuestro amigacho se hizo con las llaves y desde aquel momento pasamos muchos sábados allí echándonos las copas antes de salir de marcha. No recuerdo cuanto tiempo tuvimos la casa como "campamento base", pero un sábado de aquellos, allá a las once o a las doce de la noche, con el personal ya evidentemente afectado por la ingesta de licores espirituosos, de repente, empezamos a escuchar gritos que subían por el hueco de la escalera. Nos asomamos, -éramos unos cuantos- y cuando las voces detrás de unas luces pequeñas como de linterna se nos hicieron entendibles escuchamos: ¡Alto Policía! ¡Todo el mundo quieto y documentación en la mano! 

Un familiar de nuestro amigo había pasado por delante de la puerta y había visto que el candado que debía estar cerrado, estaba abierto. Alarmado había llamado a la Policía. Uno de los agentes que vió la cantidad de botellas vacías que habíamos ido acumulando dijo, "éstos llevan unos cuantos meses viniendo por aquí". La poli se fue, nuestro amigo habló con su tío y aquella fue la última vez que volvimos por allí.

Subí por la calle Herrería y salí a la plaza de Santa Ana. Sólo había una alfombra. 


De allí, a Marzagán. Estas fotos son de esa zona.

Luego Santa Brígida y después San Mateo. Desayuné maravillosamente en una terraza. La temperatura era tan agradable que las manos no me dieron la lata en ningún momento. 

Volví a subirme en la moto y saliendo del pueblo giré a la derecha en dirección a Teror. Al rato me encuentro un cartel anunciando fiesta en Los Arbejales.........¡y pa'llá me fui!.

Había gente preparando alfombras en una de las calles adyacentes.
 
Entré en la iglesia. Sin duda de las más luminosas de las que he visto en la isla.
 
Me había acercado un poco al altar para tener una visión más nítida del retablo, cuando una señora encantadoramente amable se me acercó y me dijo, "si quiere, le abro el camarín" 
Subí las escaleras y entré. La talla es espectacular, con un detalle exquisito y de un tamaño más que considerable. Me gusta cómo han quedado estas dos fotos. El contraste entre el blanco de la imagen y el negro derivado de la escasa luz dentro del camarín. 


La iglesia como se ve desde allí, desde los pies de la imagen

Y llegué a Teror. Ya me iba en dirección a Arucas para volver a casa, cuando me encontré "La Casa de las Pulgas" en un estado de absoluto abandono. La verdad es que no sé cómo el Ayuntamiento de Teror no la ha arreglado, al menos un poco, para que no dar esa imagen de dejadez. No sé ni cuantas fotos tiré de la casa. Me encantó.

Tras tirar esta primera foto, giré 180 grados sobre mí mismo y el paisaje que se ve desde allí mismo exige que la Corporación tome cartas en el asunto.

Este local anexo a la casa estaba igual de abandonado, evidentemente, dejado de la mano de Dios..........Juan de.


Visvique, Arucas, carretera del Norte y de vuelta en casa pasadas las doce y media







Un veterano socialista

El otro día cayó en mis manos un artículo que el diputado socialista malagueño José Andrés Torres Mora, (Málaga 1960) había publicado en su blog el pasado 31 de mayo. Su título, “Patria y partido”, atrajo mi atención. https://jatorresmora.wordpress.com/

Ahí van dos párrafos 
“A mediados del otoño pasado un veterano dirigente socialista les dijo a los nuevos dirigentes del PSOE: «vuestra generación tendrá que elegir entre salvar a España y salvar al partido»”

“Obviamente, el veterano dirigente piensa que si el PSOE se alía con el PP salvará a España, y que si se alía con Podemos se salvará como partido.” 
 
PSOE y PP discrepan en todo menos en el respeto a la Constitución y al Estado de Derecho y resulta más que plausible que este único nexo común constituya el pilar fundamental sobre el que el “veterano dirigente socialista” hace recaer la salvación de España, es decir, en el pacto entre aquellos que –además de representar a la mayoría- comparten, aceptan y no cuestionan ese mínimo imprescindible, irrenunciable y necesario que exige la democracia para funcionar y que sin embargo, sí es puesto en duda por otros. "Desobedeceremos las leyes que nos parezcan injustas" ha dicho la probable alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Leyendo la prensa de hoy y volviendo a leer el título del artículo, “Patria y partido”, no hay duda de a quién ha elegido salvar esta “nueva generación” que encabeza Pedro Sánchez.   

“Fracaso total entre Rajoy y Sánchez”
«No fue posible ningún tipo de acuerdo porque Pedro Sánchez mantiene fija su idea de quitar todo el poder posible al PP a costar de pactar con Podemos, con Ciudadanos o con todo lo que le sirva para alcanzar ese objetivo», afirma alguien próximo a Rajoy”
http://www.lavozdigital.es/espana/20150605/abci-curri-rajoy-sanchez-201506041936.html

Ahí otros renglones más del artículo del diputado malagueño.

“A comienzos de la presente legislatura un diputado de ERC me preguntó: «¿qué cambiarías del pasado?». A lo que le contesté: «nunca hubiera pactado con ERC». Él me repreguntó: «¿por qué?». Respondí: «porque es un error aliarte con quien se avergüenza de ti»”

Pero qué pasa ¿es que acaso Podemos ha demostrado estar fascinado y entusiasmado con los socialistas? ¿han sido sus referencias públicas hacia ellos, tal vez de reconocimiento o respeto? ¿es que no los estigmatizaban como parte de la “casta” hasta ayer? ¿es que no han escuchado a un Pablo Iglesias chabacano, calificando a Antonio Miguel Carmona de “tonto y subnormal”?
Podemos aborrece al PSOE. Lo detesta. Y lo desprecia porque llevan grabado ese odio histórico en su ADN comunista, porque buscan su eliminación, ocupar su espacio, acabar con él y de hecho, ya han empezado a fagocitarlo desde dentro. “Carmona, traicionado: militantes del PSOE votaron a Manuela Carmena.”
http://www.elconfidencialdigital.com/muy_confidencial/el_chivato/Carmona-traicionado-PSOE-Manuela-Carmena_0_2496950311.html

Es cierto que un pacto con el PP ahora, puede herir gravemente al PSOE en las próximas generales, pero hay posibilidades reales de poder recuperar el espacio político perdido en las siguientes. Sin embargo hacerlo con los comunistas de Podemos y permitirles "tocar poder", significará firmar su sentencia de muerte.
¿De verdad son tantos los votantes del PSOE que no se dan cuenta de todo esto?
El UMP de Sarkozy y el PS de Hollande, no han dudado un segundo en aparcar sus respectivas diferencias políticas, cuando la extrema derecha francesa ha amenazado con acceder al gobierno galo a través de las urnas. 
En Francia, los dos grandes partidos nacionales lo tienen absolutamente claro: el interés de la Patria  prevalece siempre sobre el interés de ambos partidos. 
Es una lástima que en todo su artículo el señor Torres Mora, miembro del Congreso de los Diputados, representante legítimo del pueblo español, no se pronuncie ni una vez al respecto.


¡¡Vuelve Felipe!!




Dos domingos

La salida de hace un par de domingos fue un auténtico muerto. Me pasé por el Parque de Santa Catalina antes de decidir qué ruta seguir y me encontré con que se celebraba en la ciudad la VIII Feria de Abril. 

Un primer plano del cartel anunciador


Había muy poca gente  a primera hora, pero..... 

al poco de estar por allí empezó a aparecer gente ataviada para la ocasión. 


Esta foto la tiré desde la marquesina del Muelle Santa Catalina............
y esta..............¡desde ese mismo sitio!. Los edificios que hay en la plaza de Don Benito, en el barrio de Schamann.


Había dos o tres carretas en el Parque. Esta me pareció la más elegante.
 Un primer plano del carretero 


De allí, sin saber bien cómo, volví a tirar en dirección Sur y cuando me di cuenta estaba otra vez deambulando tontamente por la zona de Ingenio. Seguí más hacia el Sur. Dejé atrás la Montaña de Los Vélez, volví para atrás, subí hasta Agüimes...........¡nada!

Me di un salto hasta la playa del Burrero con la esperanza de encontrar algo interesante por el muelle, pero entre las nubes que cubrían la zona y el fuerte viento que te salpicaba la cara con agua del mar, ni siquiera saqué la cámara. Aburrido, me subí en la moto y volví a casa a donde llegué bastante más temprano de lo que suele ser habitual.

Este último domingo en cambio, la ruta Sur estaba descartada de antemano y aunque la salida hacia el Norte, pues...........como que tampoco iba a ser nada nuevo, no serían aún las nueve de la mañana cuando entraba en la rotonda que da acceso a Arucas. De allí hasta Firgas por La Goleta, Barranco de Las Madres, Azuaje y sobre las doce y algo paraba en un cruce para decidir si subía hasta Moya o bajaba hacia la costa por San Felipe. Hice esto último y sobre la una menos algo entraba en mi casa.

















Salí del muelle Deportivo, cogí los túneles de Julio Luengo y por la carretera del Norte seguí hasta Arucas, subiendo por Cardones

Paré antes de entrar en Firgas. Las siguientes fotos las disparé desde un mirador que encontré por allí. Era temprano aún y con el fresco de la mañana las manos se me habían enfriado. Estuve un buen rato posándolas en el tubo de escape que estaba hirviendo y así todo tardé hasta que los dedos se calentaron lo suficiente como para poder enviar a mi cerebro instrucciones precisas para reconocer el disparador de la cámara, porque con ella en la mano, no lo sentía.

El verde, una vez más,.........allí donde pusieras la vista.
La casa que se ve en la foto anterior, arriba a la izquierda, con algo que parece un bidón en lo alto y la misma casa en la foto siguiente, casi en el centro de la foto.

Y empecé a entrar por el Barranco de Las Madres. Muy poquito tráfico en todo el recorrido y las manos ya en perfecto estado.

Creo que en esta salida batí  mi record de paradas para tirar fotos. El tiempo estaba muy agradable y la verdad, los amarillos, los verdes, los rosas y los azules de la vegetación que invade la isla me obligaron a parar en multitud de ocasiones.
 
 
Varias tomas del barranco

 
En un hueco amplio, a la salida de una pequeña semicurva, aparqué la moto para descansar un poco y estirar los pies.


Más fotos por la zona. Se puede ver la línea de carretera en la otra vertiente del barranco

Y entonces el cauce del barranco trajo el sonido ronco de motos que se aproximaban. Eran varias y por cómo rugían aquellos motores, venían bastante rápido, así que me preparé.  

¡Coño, una Ducati Multistrada 1200!


Pero ¿cómo? ¡¡Dos Ducati Multistrada 1200 más!!! (Ironic Mode on) ¡¡Estos inhumanos seguro salieron hoy con el único objetivo de buscarme por la isla para restregarme sus impresionantes motos por los besos!! ¡¡Qué cabr...!!(Ironic Mode off) 


Las Multistrada circulando ahora al otro lado del barranco con la lente al máximo. Están en el quinto pino. Las tres fotos de las Ducati las disparé desde el mismo sitio. Sólo crucé la calzada para esta siguiente.


Ya me estaba preparando para continuar cuando volví a escuchar más motos. Una Honda de las grandes y una BMW GS1200
 

Y seguí pa'lante....

De pronto apareció la fábrica del Agua de Firgas y aún me pregunto cómo no le saqué ni una instantánea. A los doscientos metros volví a bajarme de la moto para disparar esta dos últimas fotos.  Seguí hasta esa casa que se ve al fondo pero la carretera se acababa ahí y empezaba un camino rural de tierra perfecto para una.....Ducati Multistrada 1200, ¡qué casualidad! pero no para una Kawasaki ER5.




Me di media vuelta para volver sobre mis pasos hasta salir del barranco, cuando veo que el testigo de la temperatura está en rojo.......Paré el motor de inmediato pensando a la vez, "¡a ver si voy a tener que llamar a una grúa!". Aproveché la pendiente que llevaba desde aquí hasta casi la entrada de la fábrica y la llevé en punto muerto con el motor parado hasta que la cuesta se acabó...........

Volví a arrancarla y hasta casa sin problemas. El testigo no se volvió a encender.