Con el nuevo objetivo



Desde que compré mi cámara de fotos, allá por el 2007, he venido utilizando un objetivo 18-70mm que es la lente con la que me la vendieron. La verdad es que este rango focal ha cubierto bastante bien mis necesidades, pero pronto eché en falta poder "llegar más lejos" de aquellos 70mm. Primero estuve un tiempo pensando en pillar otra lente, un 70-200mm, continuación focal de la que ya tenía, pero hablando con un buen compañero de trabajo, también aficionado a la fotografía, -¡gracias Juanfra!- me comentó: "¡Olvídalo niño! ¿qué quieres?, ¿tener que estar cambiando de objetivo cada vez que la foto lo requiera? Vete a por un 18-200, es el todoterreno perfecto" Y en esas estaba, buscando alguno de segunda mano desde hacía meses, hasta que este año los Reyes Magos, haciendo caso omiso a las instrucciones fijadas por el mando que expresamente había ordenado que de objetivos nada, han dejado un 18-200mm para mi cámara que es la bomba. ¡Estos tipos de Oriente se gobiernan solos!

El pasado 9 tuve el día libre y aproveché para hacer la primera salida con la nueva lente. Tiré muy pocas fotos.

Estas están sacadas desde la avenida marítima. El edificio Jinámar donde vivía mi amigo Pepe, a la mínima y a la máxima distancia focal


Estas las saqué desde el monumento a la vela latina, a la altura del parque de San Telmo




El pasado domingo fue la salida del estreno oficial.

Fuerteventura se veía claramente desde que salí de mi casa, pero por esto y por lo de más allá, tardé una eternidad en encontrar un sitio desde donde disparar, así que perdí un tiempo precioso en el que casi no había nubes y sólo pude tirar esta subido en el paso aéreo que hay a la altura de La Favorita.



De allí enfilé hacia la playa de Las Canteras por si pillaba a algún surfero, pero el día estaba bastante gris y pocos se habían atrevido a meterse en el agua. 



Y ya que estaba por el Auditorio, me enfundé el pasamontañas, el casco, los guantes y tiré en dirección a Arucas. A las nueve y media de la mañana la ciudad casi no se había levantado. Los bares, con camareros ordenado y limpiando cosas, acababan de abrir pero aún estaban cerrados al público, así que después de una vuelta volvía a subirme a la moto y me llegué hasta el mirador de la montaña de Arucas. Las siguientes fotos las saqué desde allí.
 
La iglesia matriz de San Juan Bautista en el centro de Arucas.
Una parte de La Isleta desde allá arriba.

Aquí La Isleta entera con la playa del Confital en el centro
 
Este tramo que lleva a Firgas, con la moto, a primera hora y sin tráfico..............es para morirse. 
 
Creo que es el tramo de la isla en dónde más he tirado de cada una de las marchas de mi Kawasaki, llevándola desde tercera casi hasta las 8 mil rpm antes de cambiar a cuarta y a quinta y a sexta. Lo que más me gusta es el reprise, sentir como la moto se dispara en cuestión de segundos y este trozo de carretera es de los que llevan mis índices de adrenalina a niveles máximos. Aquí echo de menos una moto con más potencia y, sobre todo, con más rueda trasera porque la Kawa, aunque su respuesta sigue siendo espectacular, se vuelve inestable por encima de una velocidad determinada.

Una parte de la ciudad con el Muelle detrás. El barco de Armas entraba en el puerto en aquel momento.    

Otra más con el edificio de los Taxistas en segundo término 
Las Coloradas

La Playa del Confital con una fila de coches aparcados. Las chabolas que solían poblar aquella zona de la ciudad hace tiempo desaparecieron. 
 

La playa de Las Canteras con la barra a punto de aparecer en primer término y las enormes grúas del muelle detrás.

 Varios edificios del barrio de Escaleritas.

Sobre las doce y media, una menos veinte aparcaba la moto en mi casa. Guardé casco, cámara, chaqueta y guantes  y le pedí a mi joven hija que me echara una mano para preparar la pizza con la que íbamos a almorzar y con la delicada educación y amabilidad propia de los adolescentes de hoy día, mostrándome el dedo medio de su mano derecha me dijo, "no la chasques papá" y me salió una pizza del quince.
 






Algunos periodistas

-->
Ya he comentado varias veces que la actitud de una gran parte de la prensa española me parecía excesivamente catastrofista y que, en mi opinión, las noticias se magnificaban con el único objeto de vender periódicos o ganar audiencias y el otro día, Chani Pérez Henares me lo confirmó. Iniciaba así su artículo “No es noticia” publicado en su blog el pasado día 6 de enero:

“Dice un viejo axioma periodístico que las buenas noticias solo venden en deportes. Que en el resto, lo que pone al personal para comprar periódicos y subir los shares de las teles son las malas tirando a peores. No hay nada mejor que una catástrofe para agotar el papel.”http://blogs.periodistadigital.com/lamarea.php/2015/01/06/no-es-noticia
Y bueno, uno puede pensar que algunos o muchos plumillas españoles rayan cierto grado de irresponsabilidad con sus escritos, pero la libertad de expresión nos ampara a todos.

El otro día leía un artículo de Emilio Campmany –probablemente el último- que me pareció un ejemplo cristalino de esa inexplicable manía de confundir a la ciudadanía gratuitamente, de transmitir una realidad que describe a España dirigida por una pléyade de mentirosos que gastan “ingentes presupuestos con los que se financian ellos y a sus clientelas” y al borde de un cataclismo devastador que, objetivamente mirado, no se ve por ningún lado. http://www.libertaddigital.com/opinion/emilio-campmany/in-socialism-we-trust-74449/
Dice Campmany en un párrafo del artículo que:

"No niego que la llegada de Podemos al poder no vaya a ser un desastre como lo será la de Syriza en Grecia. No discuto que exista la posibilidad de que, una vez alcanzado, no haya forma de que lo abandonen, pues nunca ha sido fácil que los comunistas lo hagan. Lo que no acepto es que haya que tragar con lo que ahora tenemos porque los que vienen son populistas e izquierdistas radicales."

Terminé de leerlo y lo primero que pensé fue ¡¡pero vamos ver!!!  ¡Si no tragamos "con lo que tenemos", sólo quedan estos populistas de izquierda radical! ¿En qué quedamos?

Analizando el párrafo no hay duda que el periodista da por supuesto que la llegada de Pablo Iglesias al poder significaría el desastre para España. Es decir, el caos, la calamidad, la hecatombe, la ruina, términos todos sinónimos de “desastre”. Acto seguido, reconoce que la militancia comunista de Podemos asegura que si acceden al Gobierno, harán lo que haga falta para no abandonarlo nunca. Lo cual también es completamente cierto. La Historia del siglo XX es testigo que el comunismo tomó el poder en Rusia en 1917 y no lo abandonó hasta que destruyó el Estado en 1989 dejándolo en la miseria. Tomaron el poder en Cuba en 1951 y aunque aún lo conservan, el país lleva décadas sumido en la indigencia, viviendo con estrecheces, rodeados de pobreza y de necesidad. Igual ha hecho Hugo Chávez en Venezuela, en donde la escasez de productos básicos tiene a numerosos venezolanos haciendo noche en las puertas de los supermercados -militarizados al objeto de evitar desórdenes- para coger sitio en las colas. La foto acompaña una noticia fechada el pasado 10 de enero.
¿Qué escenario futuro puede ser peor que este?

Y sin embargo, después augurarnos las siete plagas de Egipto si gobierna el populismo de Podemos, el autor rechaza indignado lo que “ahora tenemos”, -entiendo que el PP o el PSOE- basando esta negativa únicamente en el hecho de que se arguya que ¿“vienen populistas e izquierdistas radicales”?……el razonamiento me parece de una inconsistencia tal, que me resulta difícil admitir que busque nada distinto de exacerbar el ánimo de un sector de los ciudadanos. Cuando más necesario resulta un frente sólido que se plante ante aquellos que quieren convertirnos en Venezuela, libelos como estos hacen un flaco favor al interés de España. Porque, vamos a ver,  ¿qué más da que se grite que vienen unos populistas de izquierda radical cuando es verdad?¿No es esa la realidad cierta que tenemos delante de nuestras narices? ¿Es mentira que lo que se nos viene encima es una panda de profesores universitarios sin plaza, de resentida militancia marxista leninista, criados a la sombra del hijo de Santiago Carrillo, rector de la Universidad en la que esto pibes imparten clases y que carecen de la más mínima experiencia de gobierno? ¡Pues vienen ahí! Y como logren llegar, nos hundirán, así que lo que ahora tenemos, aunque al señor Campmany le repugne, es lo menos malo que nos puede ocurrir a los españoles y resulta triste comprobar este ataque desmedido, más aún viniendo de un medio abiertamente conservador, a lo único que nos garantiza una estabilidad social medianamente razonable, es decir, al bipartidismo que nos ha dado el período democrático en paz más fructífero de nuestra Historia.

¡No a los recortes en Defensa!


Los últimos atentados yihadistas en París ponen de relieve que la famosa táctica del “apaciguamiento” –hoy se llama multiculturalismo- que viene desplegando el mundo Occidental frente a la amenaza del integrismo musulmán, simplemente, no está funcionando y parece que la famosa frase que Winston Churchill le espetó a Neville Chamberlain, tras firmar en Munich un tratado de paz con Hitler en 1938, “Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendréis la guerra” puede volver a ponerse de actualidad.
Leía el otro día a José Antonio Sentís en su artículo “El terrorismo pinta con sangre la caricatura de Mahoma” y, entre otras cosas, venía a decir que este último atentado en París obedecía más a propaganda de Al Qaeda en un intento por frenar el creciente protagonismo asesino que le está robando el Ejército Islámico dentro del mundo musulmán que a otra cosa. Comenta Sentís que “Hasta el más fanático de los terroristas islamistas sabe que con ataques puntuales contra ciudadanos occidentales no se puede doblegar la capacidad de grandes naciones, como en el día de hoy la francesa. Pero este fanático también sabe que puede tomar ventaja en la guerra que realmente le interesa: la del poder en su propio mundo, el islamista, que vive una guerra civil muchísimo más profunda que la yihad contra Occidente.” http://www.elimparcial.es/noticia/146387/El-terrorismo-pinta-con-sangre-la-caricatura-de-Mahoma.html  Pero ¿a qué guerra civil se refiere? ¿A la que libran suníes contra chiíes? Tal vez, ¿a la que disputa Al Qaida contra el Ejército Islámico, ambos suníes? ¿la que mantienen para el exterminio de los cristianos de origen iraquí o sirio?.........No lo sé, la verdad, pero lo que me parece cristalino es que unos quieren acabar con los otros y viceversa. En cuanto solucionen “estas pequeñas rencillas entre ellos”, irán a por los siguientes en su lista de prioridades: la civilización cristiana y su modo de vida.
Fermín Bocos publicaba también otro artículo al respecto, con un título mucho más explícito, -“Estamos en guerra”- señalando que –yo ya lo dije- “nos han declarado la guerra. Así que nada de bajar la guardia con recortes en Defensa” y creo que ya es hora de que vayamos asumiendo esta realidad. http://www.diariocritico.com/opinion-analisis/fermin-bocos/469675
Veo a los primeros ministros de los países miembros de la UE al frente de la multitudinaria manifestación de repulsa celebrada en París, los cientos de minutos de silencio que se han guardado en otras tantas ciudades y la multitud de lápices en alto como señal de duelo. Leo numerosos artículos alabando la libertad de expresión como uno de los valores fundamentales que caracterizan a nuestra Civilización, reclamando su defensa por encima de todo, -“debemos ponernos en pie y decir basta”, apuntaba un periodista-, pero no parece que nadie haya reparado en que con estos terroristas, que viven socialmente en la Edad Media, ni todas estas muestras públicas de condena y rechazo, ni todo el diálogo del mundo sirven de nada y que, por tanto, la única manera realista de acabar con la amenaza que representan implica asumir todo aquello que la mayoría de los europeos hemos venido rechazando durante décadas, esto es, ataúdes volviendo a casa cubiertos con nuestras Enseñas Nacionales.
La OTAN debe intervenir en Siria y en Irak con tropas sobre el terreno. Esto va a ser ineludible si de verdad se quiere extirpar este cáncer. Ahora mismo ambos países son el espejo en el que se están mirando los occidentales que deciden convertirse en terroristas, por lo que hay que acabar con esa situación cuanto antes. Los bombardeos que se vienen realizando desde hace meses no resultan eficaces. Se hace necesario ir a buscarlos para reducirlos y ponerlos tras unas rejas o eliminarlos si se resisten a ello. Particularmente prefiero esta última opción. Los estados miembros de la UE, -quizás con la única excepción de Turquía por razones obvias-, debemos contribuir de una vez por todas con un número de efectivos acorde a la potencia económica y capacidad militar de cada estado miembro, de forma tal que no sean los EEUU e Inglaterra los que tengan que cargar con el peso de las operaciones como ha sido habitual desde 1945. Es impresentable que los europeos pretendamos seguir viviendo del cuento, a expensas de que nuestra defensa se pague con la vida y los dineros de otros, participando exclusivamente en misiones de pacificación, cuando la pervivencia de nuestra Civilización exige acciones de guerra con tropas de infantería.
Y España, más que nadie, no puede ni debe quedarse fuera de esta contribución porque, siendo como somos un objetivo preferente de estos hijosdeputa, debemos pagar –como el resto de los ciudadanos de la UE- el precio en sangre que perseguirlos exige, para que, de forma recíproca, seamos apoyados sin condiciones por nuestros aliados cuando nos toque a nosotros, que visto lo visto, nos va a tocar. El norte de África es un medio polvorín con el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate. Boko Haram en Nigeria, Al Shabab en Somalia, Ansar Dine en Mali, Al Qaeda en el Magreb en Chad…………….Ceuta, Melilla y Canarias, por su situación geográfica, serán las primeras en sentirlo. El alcance de un misil Scud es de 250 kilómetros. A Fuerteventura solo la separan 97 de la costa africana.
Como decía Churchill, “la democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás” y hay unos despreciables asesinos que quieren acabar con ella. Nos han declarado la guerra. Asumámoslo de una vez. Son el enemigo. Su único objetivo reside en la destrucción de nuestra forma de vida para imponernos la de ellos, así que más vale que los eliminemos nosotros antes.







Adeste Fideles


El otro día encendí la tele y empezaba una película. Estaba basada en hechos reales y casi sin darme cuenta había mantenido mi atención quince minutos seguidos.
La historia se desarrollaba durante la Primera Guerra Mundial, concretamente, la víspera del día de Navidad de 1914.
En una de las líneas del frente occidental abierto por Alemania con la invasión de Bélgica y Luxemburgo en el mes de agosto de aquel año, unidades de tres Ejércitos distintos se enfrentaban desde trincheras separados por un espacio de terreno de no más de 300 metros.
Por un lado, un batallón escocés del Ejército británico. Por otro, uno del Ejército francés y finalmente un tercero del Ejército alemán.
La película, que no contaba con actores de renombre y daba la impresión de que tampoco con mucho presupuesto, reflejaba bastante bien la vida diaria en el interior de una trinchera. Los soldados pasaban casi todo el día en tensión, yendo de aquí para allá a través de los estrechos corredores cavados en la tierra para atacar y defenderse. Las ráfagas de ametralladora se sucedían con frecuencia, mientras las bombas de mano explotaban a pocos metros, llenando de barro las caras de unos soldados que se parapetaban dónde y como podían.
No recuerdo el motivo, pero el mando alemán había ordenado el envío a los distintos frentes de centenares de pequeños árboles de navidad.
Después de un día de refriega y constantes escaramuzas, la oscuridad de la noche puso fin a las hostilidades por aquella jornada, permitiendo a las tropas un descanso. Unos limpiaban sus fusiles, otros aprovechaban el tiempo para cenar, para escribir a sus familias o para intentar dormir un poco.
De pronto, el silencio de la noche se vio interrumpido por el agudo sonido de una gaita procedente de la trinchera británica. La canción, sin duda de origen popular, casi de inmediato fue acompañada por las voces de las tropas escocesas que, por la cercanía entre ellos, alemanes y franceses escuchaban con clara nitidez. Cuando terminó, cierta zozobra se adueñó de los rostros de muchos de los soldados en las tres trincheras. De repente, un soldado alemán cogió uno de los árboles enviados por el mando, salió empuñándolo de su trinchera y poniéndose a tiro de cualquiera de los contendientes, comenzó a interpretar a capella “Noche de Paz”, mientras el resto de los alemanes colocaban más árboles a lo largo de toda la línea de su trinchera, dejándolos a la vista de sus enemigos.
La emoción iba in crescendo. Al acabar el villancico, el gaitero escocés, que también había salido de su trinchera, que también se había puesto a tiro de sus enemigos, volvió a hacer sonar la gaita, pero esta vez no era una tonada popular del folklore de su país, sino otra bien distinta pero común a todos ellos, el “Adeste Fideles”. En cuanto el alemán escuchó los primero acordes no pudo reprimirse y, acompañados por una armónica que surgió de la trinchera francesa, la interpretaron juntos. “Venite adoremus Dominum”
Los tres tenientes al mando de cada uno de los batallones, se quedaron desconcertados ante aquellas muestras de confraternización, pero a la vez abrumados por cómo se habían desarrollado la situación. No sabían muy bien qué hacer y decidieron parlamentar. Acordaron el cese de hostilidades por aquella noche, permitiendo que los cuerpos de los compañeros caídos pudieran ser retirados. Y a eso se dedicaban cuando un sacerdote del contingente escocés, en un momento dado dijo en voz alta y con los brazos abiertos: “In nomine Patris, et Filii et Spiritus Sancti” y no hubo ni un solo soldado que no dejase lo que estaba haciendo para, de forma automática, dirigir su mirada al cura, persignarse con la señal de la Cruz y rematar las palabras de aquél con un “Amén”
La misa finalizó y el escocés comenzó a administrar la extremaunción a los muertos franceses y a los alemanes.
En aquel momento no eran alemanes, ni escoceses, ni franceses, eran simples hombres que compartían una misma herencia histórica, unas mismas raíces, una misma civilización y por eso, cuando el sacerdote dijo “Dominus Vobiscum”, todos sabían que había que responder “Et cum spiritu tuo”.
Pronto volvieron cada uno a sus trincheras respectivas.
Al final, los tres batallones fueron disueltos por sus mandos, los tenientes tachados de indignos y los soldados enviados a otros frentes como castigo por haber confraternizado con el enemigo.
Y entonces me acordé de la polémica que se formó en España con la retirada de los Crucifijos de los colegios públicos. También recordé a todos los que son renuentes a admitir nuestra pertenencia a la misma civilización que aquellos soldados de la Navidad de 1914, con los que compartimos tradiciones transmitidas a lo largo de la Historia y cuyo origen reside en una persona que murió en una Cruz, en su Padre y en su Madre.
¿Qué más da que uno sea creyente o no? Yo no lo soy, pero reconozco que Jesucristo está en el origen de la civilización a la que pertenezco y que muchos de los valores morales que la conforman provienen de Él. Medimos el tiempo a partir de su nacimiento y descansamos los domingos, porque su Padre decidió que el séptimo día de la semana debía dedicarse a ello. Por eso me pareció mal la retirada de los Crucifijos de los colegios públicos y fue ese uno de los motivos que me impulsaron a matricular a mi hija en un centro que le garantizase el conocimiento de la herencia histórica y de la civilización cristiana a la que pertenece. Que después se haga monja o miembro de una banda de “Ángeles del Infierno” me resulta irrelevante.
Cuando Zapatero hablaba de la “Alianza de Civilizaciones” parecía olvidar que la nuestra es la Civilización Cristiana


De paseo por la ciudad

Este domingo pasado volví a salir temprano con la cámara en ristre. Y el lunes que era fiesta también. El domingo preferí hacerlo con el coche porque entre el nuberío gris que invadía el cielo de la ciudad y el fresquito de primera hora, la conducción en moto se me hizo poco atractiva. El lunes lo hice con la moto.

El coche gana a comodidad y la moto triunfa en eficacia. Con el primero me da pereza salir de la ciudad, fundamentalmente porque parar en el arcén por las carreteras del interior de la isla para tirar una foto resulta dificultoso, así que estuve dando vueltas por la capital. Necesitaba algunas fotos del hospital Doctor Negrín y de algunos otros edificios emblemáticos para un vídeo montaje que tengo a medias.

Tengo dos primas hermanas que emigraron a Venezuela con sus padres allá por el principio de los años sesenta. Las conocí por primera vez en 2008 que visitaron Gran Canaria. Después de tanto tiempo fuera, mi padre les hizo un pequeño tour por la ciudad para que viesen cómo había cambiado desde entonces. Cuando llegaron al Doctor Negrín quedaron abrumadas. No podían creer que semejante edificio fuera un hospital perteneciente a la red sanitaria pública, accesible para todos. Creo recordar que mi padre me comentó que el hospital había sido lo que más les había impactado de todo el paseo.


La verdad es que es una construcción impresionante. Estuve haciendo fotos dentro del recinto, pero se me acercó un vigilante de seguridad que amablemente me dijo que había que solicitar permiso previo para ello.

Había muy poca actividad en el campo de golf que hay justo al lado. No creo que fueran ni las nueve y media
 

 
Estas fotos son de la salida que hice el lunes con la moto. Dos tomas del edificio Granca.
 
No sé si este edificio tienen nombre. Está en la calle Franchy y Roca y en los bajos hay o había una oficina del Gobierno Autónomo.
Justo al lado, la fachada de otro inmueble presentaba este dibujo que me llamó la atención. Creo que es un bar de copas.

Seguí hacia el parque de Santa Catalina. 
Ironic mode on: Como siempre desde hace meses, tengo que rendirme sin condiciones y transmitir mi más sincera enhorabuena a los responsables políticos encargados de la promoción turística. A los del Ayuntamiento, a los del Cabildo y a los de la Comunidad Autónoma, sin cuyo concurso inestimable no habría podido organizarse de manera tan eficaz el recibimiento a los cruceristas que cada fin de semana vienen invadiendo nuestra capital y que el lunes día ocho de diciembre desembarcaban en nuestro puerto. Estoy seguro que otros fines de semana esta oficina de Turismo está cerrada, pero como pueden comprobar en esta imagen, ampliamente descriptiva, la actividad febril desplegada por las azafatas, la presencia de numerosos guías turísticos ofreciendo sus servicios, los rostros amables y sonrientes con que todos ellos se preparaban para recibir a nuestros visitantes, que desorientados al desembarcar, se sentían indudablemente atraídos por el cartel con la letra "i", de información, que corona a la oficina, hacen que como ciudadano sienta verdadero orgullo al comprobar la eficiente tarea desarrollada por nuestros representantes políticos para impulsar la promoción turística de nuestra ciudad. Ironic mode off


La oficina turística cerrada a cal y canto con dos cruceros acabados de atracar a menos de 500 metros. Aquí uno de ellos.



Estas cosas me ponen de mala uva y así me largué del parque con dirección a la playa de Las Canteras. 

Otro edificio del Gobierno de Canarias que me cogió de camino.
Me acerqué hasta la Playa Chica. No había casi nadie, pero es que el tiempo tampoco ayudaba.
Y en esas estaba, tirando fotos aquí y allí......

cuando empecé a escuchar el sonido claro y nítido de una trompeta interpretando "Blanca Navidad". Sonaba muy cerca y ahí, al principio de la calle Nicolás Estévanez estaban dos extranjeros que daban la impresión de vivir entre nosotros desde hacía bastante tiempo, en un tercer piso, uno a la trompeta y otro al acordeón. Había pasado por aquel sitio diez o quince minutos antes y me extrañó ver gente que se reunía cerca de la esquina mirando hacia arriba. Estaban esperando algo que parecía se venía repitiendo desde hacía cierto tiempo como comprobé más tarde. Tengo que reconocer que sonaron genial. La potencia tremenda de la trompeta inundaba aquella parte del barrio, acompañada por el sonido más sutil del acordeón que aunque se veía superado por el timbre soberbio de la primera, no le impedía hacerse notar con una elegancia sobresaliente.
La ejecución fue perfecta y creo que nada podría haberlo mejorado. Ni una voz, ni una guitarra. El público lo agradeció con creces y ellos devolvieron el mismo agradecimiento manteniéndose en la ventana durante los más de cinco minutos que duraron los aplausos. 
He recortado las fotos de tamaño, pero al igual que se ven algunos vecinos asomados en los pisos inferiores también se veían asomados a los superiores. A ver si el año que viene me acuerdo y me vuelvo a pasar por allí. 


La ocasión de disfrutar de aquella inesperada versión de "Blanca Navidad" fue lo mejor de toda la jornada.

A las doce y media aparcaba la moto en el patio de mi casa.

 

Blogs de Canarias 7

El "Canarias 7" es uno de los diarios de esta Comunidad Autónoma. En su edición digital y casi al final de la página, numerosos periodistas del rotativo tienen a su disposición un blog en el que comentan las noticias que mejor les parezcan. Yo empecé a dejarme caer por esta sección del diario porque una de las periodistas fue compañera mía en el colegio y aunque nunca hablamos ni una palabra ni estábamos en la misma clase, era muy amiga de otra compañera con la que sí coincidí en la misma aula y las veía a diario en la hora del recreo. Siempre que entraba en otros blogs me veía obligado a volver al de Ángeles porque, aunque manteníamos posiciones dispares, era el único en el que había cierto nivel habitual de participación y se podía opinar de manera diferente a la mayoría sin ser lapidado por ello. Lamentablemente la relación de Ángeles con el periódico acabó hace bastante meses y por ese motivo dejé de pasarme a diario por los "Blogs de Canarias 7", que así se titula la sección. 

Hoy, no sé por qué, volví a echar un vistazo por allí y me encontré este artículo, "Piratas", firmado por la periodista Luisa del Rosario que en la foto que cuelga en su blog aparenta ser bastante jóven. 

Lo leí a primera hora de la mañana y reconozco que me resultó insultante, pero volví a hacerlo por la tarde y terminé sintiendo lástima al comprobar la crueldad de los adjetivos utilizados por la autora para comentar la noticia, la ordinaria malcriadez y el encono desmedido, impropio de su presumible juventud, que destilaba todo el artículo. 

La información comentada era el abordaje de la lancha de Greenpeace por parte de nuestra Armada.

Aunque es absolutamente legítimo pensar y defender que los ecologistas tienen razón, estoy seguro que si la articulista yendo de paseo un domingo con sus amistades se encuentra a una pareja de la Guardia Civil en la rotonda de entrada a Agaete dándole el alto, no se le va a ocurrir ni de bromas desobedecer la orden del Agente y detendrá el vehículo. La mayoría de nosotros haríamos exactamente lo mismo. 

En cambio, los miembros de Greenpeace, a pesar de haber sido advertidos en repetidas ocasiones que la Armada no iba a tolerar violaciones de la zona de seguridad establecida alrededor del buque de Repsol, -"hemos recibido y comprendido su mensaje. Vamos a permanecer en posición" contestó Joel Stewart, capitán del barco ecologista-, hicieron caso omiso de forma consciente a los avisos, provocando la respuesta con la que habían sido amenazados. ¡Fuertes toletes! 

Ayer veía noticias en la tele con mi hija mientras cenábamos. Primeros planos de soldados del Ejército colombiano, caras pintadas, armados hasta los dientes, confundidos entre la vegetación de la selva persiguiendo terroristas de las FARC. "¿Tú que harías si uno de estos te dice, no te atrevas a traspasar esta línea?" le dije. "¡Papá,.........yo me pongo cinco metros más atras de esa línea a la primera!  

Y ya digo se podía haber criticado la actuación de la Armada con toda dureza y contundencia pero desde luego comparar a nuestros soldados con "una banda de piratas de Somalia" o calificarlos como "matones hormonados", o afirmar que "así lo hemos visto en las protestas donde la Policía disfrutaba sacándole un ojo a un manifestante o abriéndole la cabeza a otro" no es más que fiel reflejo de la estulticia insolente que adorna a un gran número de periodistas de los que pueblan nuestro país. 

Por otro lado, la articulista no sólo desconoce la diferencia conceptual entre Fuerzas de Seguridad del Estado y Fuerzas Armadas, sino que encima, la calidad expositiva de su redacción resulta bastante mediocre, corriente, vulgar y es que, en el fondo, para ser un buen periodista basta con hablar bien o escribir bien. Desconozco cómo de bien habla esta chica, pero desde luego, lo que se dice escribir......muestra unas carencias que rayan casi en la indigencia narrativa y el hecho de poseer el título de licenciado en periodismo no impide esta redacción más propia de un pibe de segundo de BUP, ahora Cuarto de la ESO.

En fin, que estos de Greenpeace abandonan la zona después del incidente causado por ellos mismos, con una activista herida y con el barco "Artic Sunrise" retenido en el Puerto de Los Mármoles en Lanzarote hasta que depositen una fianza de 50 mil euros. 

La verdad es que respecto de los ecologistas, espero que no los dejen partir del muelle conejero hasta que depositen el citado aval que cubra, de alguna manera, los gastos que su desobediencia nos ha costado y respecto del artículo estaría de acuerdo con que se estudiase la viabilidad de una querella por injurias y ofensas a las Fuerzas Armadas por parte del Ministerio de Defensa. Contra la periodista y contra el diario.

El artículo por si desean no leerlo está aquí 
 
http://www.canarias7.es/blogs/ylosgatos/2014/11/piratas.html







Fe ciega


Tengo que reconocer que hasta la aparición pública de Rajoy el miércoles pasado, la astracanada de Arturo Más unida al impúdico y arrogante exhibicionismo con que se ha conducido desde el domingo, me habían causado una sensación de desazón, de contrariedad, de cierto disgusto o como mejor decía Cayetana Álvarez de Toledo, “un sentimiento de desamparo ante el silencio del Gobierno”. No quise ver ni una sola imagen de Arturo Más, ni saber nada de cómo se desarrolló todo, pero ha sido casi imposible. La desorbitada cobertura mediática que le han prestado los medios a esta farsa me ha parecido repulsiva.
Rajoy mostró el pasado miércoles la firmeza que muchos esperábamos ya desde el mismo domingo de autos, negando cualquier pretensión secesionista y dejando de paso en el tejado del que lo desee, la posibilidad de formular propuestas y presentarlas al Parlamento para su debate y estudio.
¿Y para decir esto necesitó tres días? Es una pregunta que se hacen numerosos periodistas.
Objetivamente mirado, es claro que el resultado de este simulacro ha sido un desastre. Casi el 70% de los catalanes se ha quedado en casa, lo que significa el rechazo de la mayoría a la independencia. Aún así Arturo Mas todavía tiene la desvergonzada pretensión de exigir un referéndum secesionista, lo cual acredita la estulticia de este “molt honorable”. ¡Qué esperpento! Encima como consulta en sí misma, ha sido una chapuza: mesas sin secretarios ni interventores, sin censo oficial para identificar a los electores, con recuentos realizados “de aquella manera” por voluntarios y con ciudadanos votando varias veces en mesas distintas, todo, en definitiva, bajo una ausencia completa de legalidad. La prensa internacional tampoco le ha dedicado mayor importancia.
Si lo consideramos desde el punto de vista subjetivo entramos en un terreno más movedizo porque cada cual tiene su opinión respecto de lo que habría que haber hecho. Cada uno pondera las consecuencias que podrían derivarse de ese concreto proceder de forma diferente y también es distinta la percepción del alcance de los perjuicios generados por no haber actuado de esta forma o de aquella otra, pero aún así, partiendo de lo que es objetivo, admito que a pesar de que me pudo el desamparo del que hablaba Cayetana Álvarez, Rajoy me convenció. Creo que la actitud mantenida por el Gobierno hasta ayer miércoles ha sido efectiva. Como decía el propio Presidente, “hemos defendido la legalidad con proporcionalidad” y como señalaba acertadamente Salvador Sostres en su artículo del pasado día 12, “Rajoy saliendo a retirar urnas habría dado a la consulta la legitimidad que no tuvo.” No quiero pensar qué habría ocurrido con un incidente entre la Guardia Civil y los Mossos o con un herido por haberse resistido a que se retirasen las urnas, no digo ya con un muerto.
Y en el fondo, Rajoy ha afrontado el 9-N catalán con la misma actitud de la que viene haciendo gala desde que llegó a La Moncloa, esto es, manteniéndose ajeno a las presiones, las del propio PP incluido, cuando el interés superior de España exige aplicarse de forma férrea a la consecución del objetivo previamente señalado y en estos casos, el Presidente no se ha apartado ni un ápice de la ruta predeterminada.
Se mantuvo firme en la reforma laboral a pesar de la huelga general convocada por los sindicatos. No dudó en subir los impuestos, a pesar de haber prometido que los bajaría. Ni se inmutó cuando Aznar –su mentor- le atribuyó “la languidez de la resignación” de la política española o le exigió “cumplir el programa con el que fue elegido”. Reculó con la Ley del aborto haciendo abstracción del coste electoral que le supondría y de Alberto Ruíz Gallardón. No le ha temblado el pulso para adoptar medidas dolorosas cuando eran obligadas y necesarias; ha afrontado mareas blancas y mareas verdes y gracias a todo ello, nos ha evitado un rescate más que cantado, ha ido enderezando con éxito la situación económica, estamos creciendo más que nadie en Europa. Bruselas afirma que es España la única que ha dado pasos en la dirección correcta. Ha logrado que vuelvan a confiar en nosotros como país y ahí está la prima de riesgo en 130 puntos, muy lejos de los 660 en donde la dejó ZP.
Pero ya digo, leo los periódicos y salvo Chani Pérez Henares y algún otro, Rajoy o no tiene sangre, o su inacción el 9-N fue lamentable, o se esconde y no da la cara........o está amortizado y hay que sustituirlo... Antonio Martín Beaoumont escribía hace unos meses con motivo de la renuncia de Gallardón que “el PP, a día de hoy, a pesar de gobernar por toda España, es una formación arrinconada con gente que comienza a saltar del barco.” ¡Increíble! ¿en qué país vivirá este pibe?
Me parece que la prensa española de uno y otro signo ha perdido el norte por igual.
La cobertura mediática del Ébola de hace meses ya apuntaba hacia esta exageración deliberada en la presentación de las noticias. Nadie sabía nada de esta enfermedad, ni cómo ni con qué tratarla, pero leías la prensa y, de pronto, había expertos por todos lados. Se acusaba al Gobierno de negligencia, de imprudencias que ponían en riesgo al país, de que si los protocolos esto y lo de más allá, que si los equipos de protección no eran eficaces y todo “por culpa de los recortes sanitarios del PP”. Y luego reportajes, artículos, “hashtag” y “twitssobre la “historia nunca contada” del perro “Excalibur” y de los valientes que se enfrentaron a la Policía Nacional en un intento infructuoso de evitar el sacrificio del can. Con Teresa Romero, felizmente recuperada, y su marido preparado para contarnos en televisión las gravísimas ofensas que ha sufrido tanto su mujer como él mismo por culpa del Gobierno y que sus abogados evalúan en 300 mil euros y las unidades móviles desplazadas al pueblo de Teresa para preguntarle a su madre “¿qué comida le preparará a su hija cuando vuelva a casa?”…….En fin......
Los últimos casos de corrupción, magnificados ad nauseam, -en mi opinión, por puro mercantilismo-, han ocupado cientos de páginas en los diarios y horas y horas en los espacios de radio y televisión, transmitiendo la impresión de que vivimos hundidos en un completo lodazal de corrupción que lo inunda todo. De las famosas tarjetas Black he llegado a leer hasta que varios medios de comunicación buscaban a “empleadas de locales de alterne que identifiquen servicios a titulares de tarjetas opacas de Caja Madrid” para ¡¡llevarlas a un plató!! ¡Qué vergonzoso! y la verdad, ya sabemos que los medios de comunicación están con el agua justo debajo de la nariz, pero en muchos casos empiezan a rayar en un peligroso amarillismo revestido de una grave irresponsabilidad social.
En lugar de informar lo que se pretende es exacerbar las pasiones más bajas, porque en el fondo, de los 125 mil puestos políticos que hay en España, según un diario digital http://www.eldiario.es/agendapublica/nueva-politica/politicos-Espana-importa-saberlo_0_230277794.html son sólo dos o tres mil los prebostes detenidos o imputados, algo más del 3% y teniendo en cuenta que la corrupción es algo inherente al ser humano –cuántas veces hemos escuchado lo de “la factura la quiere, con Igic o sin Igic” o cuántas veces hemos bajado ilegalmente películas o música de la red- no me parece proporcional el desmesurado despliegue informativo que están exhibiendo los medios con el nivel real de corrupción que existe en nuestro país. Más aún cuando gracias a la labor de la Policía y a la de la Guardia Civil se está empapelando a todos estos presuntos delincuentes. Como afirma Joaquín Leguina hoy en el ABC, "cada vez que los políticos dejemos un cargo, ¿por qué no nos fusilan al amanecer y se ahorran así también la pensión?
Pero vale, llevo los argumentos al reduccionismo más completo, es decir, acepto que todo está muy mal, que Rajoy está amortizado, que es incapaz de agarrar el toro por los cuernos, que todo lo que ha hecho desde 2011 es francamente mejorable y que cualquier otro podía haberlo hecho mejor, que la reforma laboral ha sido un  desastre, que la valla de Melilla hay que quitarla, que la corrupción es generalizada, que si crecemos más que nadie es porque toda Europa está ahogada y que cuando Bruselas alaba las medidas que ha adoptado es porque miente. Que Ana Mato debía haber dimitido. Que Esperanza Aguirre también, Que con el petróleo en Canarias sólo se quiere beneficiar a Repsol y que las compañías eléctricas tienen en nómina a todo el Gobierno. De acuerdo.
Y como estos razonamientos los he llevado al extremo, también llevo al extremo mi opinión al respecto: me da igual todo lo mal que pueda haberlo hecho Rajoy. Me parece irrelevante la corrupción, secundario que no baje el paro, sin interés que la privatización de los hospitales pueda o no estar siendo efectiva, soslayable la retirada de la ley del aborto, que haya desahucios, que hayan eliminado a Excalibur o que tengamos tropas en Irak, otra vez……. porque viendo las alternativas al gallego no puedo por menos sino reconocer que sigue siendo la mejor opción que tenemos los españoles hoy día. Partiendo de la premisa (de la que discrepo abiertamente) de que todo está muy mal, Rajoy es lo menos malo con diferencia.
Quiero decir, los recambios al PP son, en mi opinión, tan aterradores en el caso de Pedro Sánchez, tan peligrosamente temerarios y abiertamente suicidas, en el de Podemos que todo lo mal que me comentan y que leo que lo hace Rajoy, me resulta desdeñable, insignificante, asumible, aceptable.
Pedro Sánchez está atrapado por unas siglas que chocan frontalmente con la economía capitalista de mercado. Las mismas siglas que atrapan al Primer ministro de Francia y de las que quiere hacer desaparecer la “S” de socialistas. No se entiende el “giro a la izquierda” que pretende vender el PSOE en una economía capitalista y encima la unidad de España parece resultarle una cuestión menor, porque lo importante “es dialogar con todos” Ya él habría llamado a Mas a tal efecto ha dicho Pedro
La izquierda no es el PSOE, es Podemos. Todas la propuestas que publicitan en su web son marxistas/leninistas, y por tanto, incompatibles con el capitalismo. Desde la nacionalización de Mercadona e Hiperdino, hasta la imposición de un tope salarial a los jugadores de fútbol. Desde el establecimiento de una renta básica universal para fomentar el clientelismo aunque suponga desincentivar la búsqueda de empleo, hasta una auditoría para ver qué deuda se paga y cuál se deja de pagar.
El pasado viernes el diario El Mundo señalaba que JP Morgan, el primer banco estadounidense por activos baraja dos posibles escenarios electorales para España: o una gran coalición entre PP y PSOE, o una unión entre el centro-izquierda y la izquierda, lo que incluiría al partido que lidera Pablo Iglesias». De materializarse este escenario, -continúa el diario- «la preocupación sobre la economía aumentaría especialmente ante el programa radical de Podemos» y ante «las expectativas de que la incertidumbre política crezca a nivel tanto regional como central en España. JP Morgan desaconseja el bono español por Cataluña y Podemos» http://www.elmundo.es/economia/2014/11/07/545bf1f2268e3e634d8b4586.html

Y en un vídeo colgado en el portal del ABC de hace unas semanas, Pedro Sánchez rechaza un acuerdo global con el PP

 http://www.abc.es/videos-espana/20141103/pedro-sanchez-rechaza-acuerdo-3872415177001.html

 

Yo hace tiempo que vengo rogando a todos los dioses para que pongan un poco de cordura y sentido de Estado en los dirigentes del PSOE que se traduzca en un Pacto de Estado a nivel nacional con el PP, pero el problema son los socialistas que siguen creyéndose de izquierda, cuando están a medio camino de ser fagocitado por Podemos.

 

En definitiva, a la vista de las penosas alternativas que encarnan Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, tras comprobar la furibunda y lamentable campaña desarrollada por los medios, poniendo por delante de España un interés mercantil inadmisible y la posibilidad cierta de que la crisis económica termine por convertirse en una crisis social, con la ciudadanía polarizada como en Venezuela o en Cataluña, Rajoy debe contar contar con el apoyo incondicional de todos aquellos que no queremos la destrucción de España tal y como la conocemos desde hace más de 500 años. Deposito mi fe ciega en el Presidente, como cuando iba a comprar una guitarra con mi Special Musical Advisor, que su acreditado buen hacer, su honestidad incuestionable y sus conocimientos me generaban tanta confianza, que cerraba los ojos, le daba la mano y le encomendaba a él una decisión que me afectaba a mi.

 

Las críticas a su gestión, que las hay, las dejo para más adelante, para cuando hallamos salido del agujero.