Democracia Real Ya


Me ha sorprendido mucho la "espontaneidad y oportuna casualidad" con la que ha pasado a la acción este grupo de ciudadanos agrupados bajo la plataforma "Democracia Real Ya", que, cosas de la vida, ha empezado a movilizarse justo con una semana de antelación a la celebración de unas elecciones municipales y autonómicas en las que -dicen las encuestas- se augura un triunfo sin paliativos de la derecha, unido a un descalabro significativo de la izquierda. Idéntica predicción preelectoral a la que existía en Marzo de 2004. Al menos hay que reconocer que es bastante sospechoso.


Total que me he ido a la página de DRY y he leído su Manifiesto. Consta de nueve puntos en los que, junto a ideas ya recogidas en nuestra Constitución –igualdad, solidaridad, progreso, libre acceso a la cultura, a la sanidad, a la participación política…- y con las que todos estamos de acuerdo desde, al menos, 1978, se incluyen otras de un contenido con el que no todos coincidimos.


Me interesan éstos últimos, principalmente porque respecto de los otros hay consenso.


El primero de ellos está en los últimos renglones del punto segundo. Dice DRY que (los ciudadanos tenemos) “….derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.”


Esto del “derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz” desprende un importante aroma ideológico bastante revelador de por dónde puede estar levitando “lo nuevo” que propone DRY para cambiar la sociedad. La verdad, yo lo que quiero es consumir sin cortapisa los bienes que me parezcan y que pueda permitirme; los que sean necesarios y los que sean accesorios; los que me ayuden a llevar una vida sana o disoluta; los que me hagan feliz y los que no y, de la lectura de esta frase tengo la impresión que para DRY este tipo de decisiones escapan, de alguna manera, a la libertad del individuo y sugiere que la toma de esa decisión pueda ser encomendada a terceros que no identifica el Manifiesto. Pero claro, puedo estar equivocado y tal vez se refieran a que todos los ciudadanos tienen derecho a consumir una cantidad determinada de bienes sólo por el hecho de serlo. En este caso no se aclara quién corre con el gasto de sufragar la adquisición de esos bienes a los que todos tendríamos derecho, parece, de forma gratuita. Creo entender entrelíneas que sería papá Estado.


El segundo de ellos viene recogido en el punto cuarto del Manifiesto que señala que “La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.”


Esto es pura demagogia porque ¡es eso lo que ocurre! que el pueblo elige al Gobierno cada cuatro años. Contra la dictadura partitocrática del PP y del Psoe, existen instrumentos para combatirla; ya hay gente que se ha puesto en marcha a ese respecto y Rosa Díez y su UPYD es la prueba empírica a nivel nacional. ¿Por qué DRY no se presenta a las elecciones e intenta obtener el respaldo del pueblo a sus posiciones? Seguro que aún está a tiempo para las próximas generales.


Los puntos cinco y seis creo son bastante descriptivos y hablan por sí solos.


Dice DRY en el punto quinto del Manifiesto que “El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.”


Y en el sexto que “La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.”


Parece olvidar DRY que nuestro sistema es capitalista y que se basa exactamente en eso, en la acumulación de dinero y riqueza, pero bueno, puedo sentarme a considerar cualquier propuesta sin problema, porque es cierto que el capitalismo como sistema es malo, si bien, es el menos malo de los que ha conocido la Humanidad hasta hoy, pero la realidad es que en este punto se echa de menos una exposición clara, concisa, directa y expresiva de cómo se piensa conseguir lo que se propone a la ciudadanía, porque esto y nada, es lo mismo. ¿Se expropia a Emilio Botín las tres cuartas partes de sus bienes para repartirla entre la ciudadanía? ¿Obligamos a El Corte Inglés a regalar a todos los ciudadanos bienes necesarios de consumo dos días en semana? ¿Dejamos de pagar las deudas que hemos contraído? ¿Nacionalizamos la banca? ¿Expropiamos la segunda vivienda de todos los españoles que la posean, para ponerlas en régimen de alquiler? DRY guarda un silencio inexplicable e inconcebible respecto de qué sistema propugna para evitar nada menos el colapso del obsoleto y antinatural modelo económico vigente. Parece que éste era el momento oportuno para explicarlo.


Del séptimo punto tengo poco que decir, aquí lo copio, “Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo”, porque simplemente he sustituido “Los ciudadanos” por “El proletariado” y no me ha gustado nada el resultado.


Total que a mí esto de las concentraciones y la Spanish Revolution y DRY y Tomalaplaza.com me parece que está bastante orquestado y si bien, son ciertas muchísimas de las cosas que se están proponiendo en estas concentraciones asamblearias e igualmente cierto que la mayoría de los asistentes son ciudadanos normales, algo no huele bien.


La sola propuesta de manifestarse el día de reflexión es, simplemente, una provocación y a la vez, permite atisbar por dónde van a venir los tiros una vez el PP –si las encuestas aciertan- acceda al Gobierno de España y tenga que adoptar todas esas medidas duras y contundentes y de altísima contestación social que habría que haberse tomado ya, pero ni ZP ni el Psoe, ni las centrales sindicales están dispuestos a asumir esa responsabilidad.


Como me decía un votante socialista el otro día que coincidía conmigo en la necesidad urgente de adoptar estas medidas: “lo que tiene que hacer ZP es convocar elecciones y que sea Rajoy el que se queme llevando a cabo las reformas” Conclusión: el interés de España demanda con urgencia que se haga, de una vez, lo que se debe hacer, pero ya se sabe, el interés de ZP por España….es discutido y discutible, sobre todo si se pone frente a lo que le interesa al Psoe.

2 comentarios:

  1. Compendio web sobre #spanishrevolution (análisis, declaraciones, apoyos, convocatorias, acampadas y actos en las distintas ciudades, extensión a Europa, críticas, y La Contra). Ver en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

    ResponderEliminar
  2. Gracias, pero me parece más fácil entrar en el juego democrático, formar un partido y presentarse a elecciones

    ResponderEliminar